Alondra Martínez

AM 5Siempre risueña, sociable y por qué no, como casi todas las mujeres, algo vanidosa.

Alondra Martínez es la chica que este mes nos acompaña en Esférico, una  jarocha que bien podría ser locutora por su sexie voz pero que por el contrario, combina talento y belleza como estudiante de Comercio Internacional y Aduanas y como edecán de diversas marcas.

 Soy muy sociable, me encanta salir, ir al antro, ir a las plazas, me gusta distraerme, salir a comprar, siento que lo que más me gusta de mi son mi sonrisa, mis ojos y mis glúteos“, confiesa entre risas.

“Cuando me enojo sí me enojo de verdad, pero por lo general soy muy alegre. Los jarochos somos muy alegres, muy fiesteros, a mi me gusta conocer mucha gente, ser muy sociable, no soy de hacer enemigos ni de pelearme con nadie.

A veces dicen que soy muy sangrona pero no es así, no me gusta ser grosera mientras haya respeto”.

Si bien es cierto busca siempre mantenerse en forma en el gimnasio, Alondra confiesa que dos de sus pecados son dormir y comer, sobre todo cuando de lasagna y spaguettis verdes se trata, aunque al mismo tiempo disfruta salir al cine y al antro con sus amigas.

“Me encanta ir al cine, siempre veo casi toda la cartelera, mi película favorita se llama Volverte a Ver que siempre me hace llorar”.

En el amor, Alondra se considera una chica romántica, cariñosa, detallista y algo cursi, y aunque ha tenido largas relaciones de noviazgo, hoy en día está soltera.

La bella chica de 20 años de edad vive hoy en día con sus abuelos que son su mayor tesoro. “Son mis segundos padres, son mi vida, si les pasa algo no sé qué haría, los amo y son lo más importante para mí junto con mi mamá“.

Desde los 14 años que comenzó como animadora infantil, Alondra no ha dejado de trabajar. “A los 17 comencé como edecán y lo hago hasta la fecha. Sí es a veces un ambiente complicado porque así como hay gente que te dice lindos piropos, también hay gente muy grosera, pero la clave es hacerte respetar y mostrar tu carácter. Gracias a este trabajo conocí a mi mejor amiga, aquí conoces a muchas personas, tanto buenas como malas”.

Confiesa también que como mujer es vanidosa, “a cada rato me estoy viendo en el espejo, me obsesiona mucho comprar blusas y zapatos, tengo como 40 pares y luego hasta se echan a perder de que no los utilizo”.

Otro de sus hobbies es bailar y escuchar música, sobre todo la salsa “porque es muy romántica, muy bonita y muy sensual, aunque me gustaría aprender a bailar también bachata”.

En el deporte, Alondra afirma que el básquetbol llegó a ser en un momento su deporte favorito, aunque también le gusta ver el futbol y apoyar a los Tiburones Rojos.

Esperamos que disfrutes esta sesión de fotos.

Deja tu comentario