El Circo de Osorio rumbo a Rusia 2018

La selección mexicana de fútbol, es noticia una vez más, con otro escándalo a nivel internacional que ha acaparado las portadas de diversos medios de comunicación deportivos; sólo así, han llegado a las últimas instancias como si hubiesen llegado a la final de la Copa del Mundo de la sección de la farándula.

La indisciplina, irresponsabilidad, mala fama, y sobre todo por tener una cultura que no lleva a nada bueno, sino a malas conductas, costumbres durante la vida de un deportista de alto rendimiento, o en otrora, de un camarógrafo llamado Mauricio Ortega cuando extrajo de los vestidores el “jersey” de Tom Brady en la final de un Super Bowl celebrado en el 2017, durante la remontada histórica de los Pats ante los Halcones de Atlanta, son sucesos que se quedan en el recuerdo y que con un mal sabor de boca, son noticia internacional.

En esta ocasión, el último suceso desastroso fue el perpetrado por seleccionados del “Tricolor”, previo al Mundial de Rusia 2018, junto con la complicidad de su estratega colombiano, Juan Carlos Osorio, el cuál ya sabía de la fiesta que organizarían sus jugadores en una de las casas de la colonia “El Pedregal”, en la ciudad de México, con 30 escorts.

¿A qué técnico se le ocurre premiar a sus jugadores con un día libre?, donde alrededor de ellos habían mujeres contratadas por sus servicios, en vista de un Mundial de fútbol, donde ni siquiera el mandamás de México tiene definido su once inicial.

Osorio, debería de castigar a sus jugadores que cometieron ese acto con la suspensión del primer partido de la Copa del Mundo ante Alemania, sin importar si son titulares o no, fuese quien fuese; es por eso, que Juan Carlos tiene alrededor un circo de jugadores que juegan para divertirse, como si fueran adolescentes que no saben lo que quieren.

El proceso de maduración se verá reflejado en el accionar del equipo durante la fase de grupos del Mundial, y ojalá que no les resulte contraproducente en los resultados que se esperan de una selección o institución que mueve masas, como lo ha sido en muchos años atrás.

Este circo, está compuesto por: Ochoa, Gallardo, Salcedo, Herrera, los hermanos Dos Santos, Corona, Marco Fabián y Raúl Jimenez.

En cambio, Alemania sabe lo que es estar en una concentración previa a la máxima justa a nivel de selecciones, de tal manera que la dirección técnica prohibió usar redes sociales, beber bebidas alcohólicas, ni tampoco ver a su familiar. A esto se le llama disciplina, compromiso y respeto a una nación.

Da pena que a tan pocos días del mundial, México haya pasado ese amargo suceso  y esté involucrado en otro desmán extra deportivo; por lo que veremos que ocurre, y si en verdad salen perjudicados en cada uno de sus partidos ante Alemania, Corea del Sur y Suecia.

El factor psicológico será determinante, y más aún, por el día libre que tuvieron con las damas de compañía, es un infortunio para todos los seguidores de la selección mexicana, donde sacrifican su quincena a cambio de poder presenciar un partido en suelo estadounidense o hasta endeudarse con la tarjeta bancaria e ir a un Mundial para estar en medio de un sublime espectáculo que se acaba en un abrir y cerrar de ojos.

“México, no sabe cuidar su figura pública, ha sido perjudicado por un grupo insolente de jugadores que van en búsqueda de satisfacer sus necesidades personales”.

Deja tu comentario