Cessa y Arano, el binomio de peloteros jarochos en MLB

El béisbol en el estado de Veracruz es uno de los deportes que más se juega a nivel estatal, a pesar de quizás no tener mucha difusión como el fútbol, se ha podido a preciar más los talentos veracruzanos en las grandes ligas de este deporte que en cualquier otro. 

Tal es el caso de la máxima figura Veracruzana Roberto “Beto” Ávila, el oriundo del Puerto, vivió sin lugar a dudas el momento más glorioso de un “mexa” en las grandes ligas, esto, en la temporada 1951, cuando se convirtió en el primer bateador azteca en conectar tres cuadrangulares en un mismo encuentro, además de irse para la calle nada más y nada menos que en el Fenway Park, el emblemático parque de los Medias Rojas de Boston, cuando vestía la franela de los Indios de Cleveland.

Actualmente, infinidades de mexicanos muestran sus dotes de peloteros en las ligas americanas entre ellos, dos jarochos que se están abriendo paso en equipos importantes de aquella nación, ellos son: Luis Cessa y Víctor Arano.

Luis Enrique Cessa, una promesa que se volvió realidad, nacido en Córdoba, Veracruz un 25 de abril de 1992, inició con una carrera profesional a los 16 años, luego de firmar como agente libre internacional con los Mets de Nueva York en el 2008 pasando por las filas inferiores de dicho club. 

Años pasaron, y la oportunidad para que Cessa sobresaliera tardó un tiempo. Transcurría el 2015 y los Mets decidirían intercambiarlo a los Tigres de Detroit, pero no duraría mucho tiempo en el equipo apodado “The Bengals”, puesto que pasaría solo por las filas inferiores. 

La oportunidad para Luis Cessa vendría un 9 de diciembre del 2015 cuando es transferido a los Yankees de Nueva York, uno de los equipos con más historia en la liga americana de béisbol. 

Cessa, a sus 23 años tendría su primera aparición en grandes ligas y convertiría en el décimo cuarto mexicano que defiende la franela de los Yankees en un juego oficial, y el número 118 en militar en las Grandes ligas.

Aunque su debut fue con derrota de cuatro carreras contra cero ante los Tigres de Detroit, Cessa pudo demostrar de lo que está hecho y ponchó al jardinero norteamericano Justin Upton, uno de los mejores bateadores de la novena de Detroit, por consiguiente el pelotero veracruzano tuvo un debut “agridulce”. 

El cordobés está viviendo un sueño, la perseverancia en su carrera lo ha llevado lejos, y aunque, ha tenido que comer tierra en distintas divisiones por años, la recompensa llego en buen momento, estar en un equipo de una categoría como los Yankees. 

En una entrevista otorgada a LasMayores.com, Luis Enrique dejó en claro que si pudiera sería un honor retirarse en el conjunto de la gran manzana, pero esta consciente que su futuro no esta en sus manos. 

“Es mi equipo favorito y sería un honor para mi estar toda mi carrera con los Yankees, pero los cambios son inevitables”, afirmó el serpentinero Cessa.

La promesa, demostró que se convirtio en una realidad cuando obtuvo su primera victoria ante los Rangers de Texas, un 29 de Junio del 2016 en el gran Yankee Stadium. Ante esto, Cessa dejaba en claro que era algo que no podía creer.

“Nunca me pasó por la mente que el ganador del juego había sido yo”

Manifestó Luis, de aquel encuentro en el que trabajó tres excelentes episodios como relevista, mientas los Yankees disfrutaban de un repunte extraordinario para dejar en el terreno a los Rangers con marcador final de 9-7 en la pizarra.

Luis, fiel seguidor de los Tiburones Rojos de Veracruz ha mantenido su paso constante en el equipo de los Yankees, hoy a más de dos años que debuto profesionalmente en la mejor liga de béisbol del mundo, vive uno de los momentos más dulces de su carrera y trata de disfrutar cada momento que soño de niño, incluyendo el convivir con sus grandes ídolos. 

“Cuando llegue al club house de Yankees yo andaba como niño, estaba junto a Mark Teixeira, Alex Rodríguez, Brett Gardner, Aroldis Chapman, muchos de ellos mis ídolos desde niño y ahora eran mis compañeros, la verdad me sentía como en un sueño”, expresó para una entrevista otorgada a La voz de la frontera.

Los números de Luis Enrique Cessa, actualmente con los Yankees de New York en el 2018, son los siguientes: 1 ganado y 2 perdidos con 4.50 de PCL en 8 partidos jugados, 3 aperturas, 0 salvamentos y 17 ponches.

Sus estadísticas totales en su carrera de la MLB son: 5-9, 4.49 de PCL, 35 juegos jugados, 17 aperturas, 0 salvamentos y 93 ponches.

Víctor Arano, por su parte, viene de una familia triunfadora, por lo que dicen que el apellido en ocasiones “pesa”, aunque para el lanzador con el jersey #64 Víctor Arano, fue siempre un honor saber que provenía de una familia 100% pelotera en donde su tío Ramón Arano, fue uno de los peloteros más influyentes del béisbol mexicano, al ser el lider histórico en la liga con triunfos, blanqueadas, temporadas jugadas y juegos iniciados.

Víctor, aunque no convivió con su tío como el hubiera querido, siempre es bonito saber que lo relacionan con el inigualable Moncho Arano o “tres patines”.

“Sí es mi tío. Todos los Arano de Veracruz, Eloy, Willie, son familia por parte de mi mamá. La verdad es que yo nunca tuve mucho contacto con él, nunca platiqué, pero a donde voy y ven que me apellido Arano, siempre me preguntan por él y les digo que soy su sobrino. La verdad es que si se siente muy bonito”, dijo en una entrevista para el portal Excelsior.

El nacido en Cosomaloapan, Veracruz, tiene muy claro que el debe de hacer su propia historia en el béisbol profesional.

Inició su carrera profesional a los 19 años en la Liga Mexicana del Pacífico con los Yaquis de Ciudad de Obregón y para su segundo año, implanto marcas insólitas, permitiendo 2 carreras en 24 entradas (0.75 de efectividad), récord de 4-0, regaló tres bases por bolas y ponchó a 19 peloteros, acumulando de esta manera números maravillosos para un “novato”.

Bien dicen que los tiempos cambian, y aunque el gran Ramón Arano tuvo una trayectoria de ensueño nunca pudo llegar a la gran carpa, algo que su sobrino Víctor Teodoro, lo lograría a los 22 años años de edad.

El jarocho que dió a luz, un 7 de febrero de 1995, antes de dar el gran salto a las grandes ligas, estuvo en las filas inferiores de los Angeles Dodgers en el 2013 llegando como agente libre, ahí obtuvo una marca de 3-2 con efectividad de 4.20 en PCL.

Más adelante, en el 2014, Philadelphia Phillies adquieren al veracruzano donde pasaría por las filas inferiores hasta lograr colocarse como relevo del primer equipo.

Su debut en las grandes ligas, sería un 12 de septiembre contra los Miami Marlins, en ese partido los Filis lograron alzarse con la victoria por 9-8 y Víctor tendria una actuación destacable, demostrando en la lomita todo el talento que pose en su derecha.

Para ese partido, Arano vió acción ante tres rivales y logro dominar al poderoso bate de Giancarlo Stanton con un rodado al infield y depués sacaría el segundo out ante Christian Yelich con un elevado al jardín izquierdo, para salir del encuentro después de permitir un imparable de Marcell Ozuna.

Mejor debut imposible para Arano, que se convertiría en el pelotero mexicano #124 en debutar en las ligas mayores y el tiempo lo sigue premiando con actuaciones formidables para llegar a ser un pelotero que lo recuerde la comunidad hispana.

La lucha por permanecer en la ligas mayores es constante, y eso siempre lo ha sabiado Víctor, quien en una entrevista que concedió dejo en claro que su mentalidad es trabajar duro para estar listo a lo que viniera.

“Mi mentalidad es trabajar igual de duro en el entrenamiento, y cuando nos toque jugar, ya sea en Ligas Menores, o las Ligas Mayores, primero Dios, hacer lo mejor”, aseveró el sobrino de Ramón Arano.

Para este 2018, el serpertinero ha comenzado a dar de qué hablar, positivamente, obteniendo actuaciones redondas, en donde ha dominado a 22 bateadores de 22 que ha enfrentado, sumados a los cinco que enfrentó en el 2017.

El sobrino de la leyenda Arano, esta escribiendo sus propios numeritos en las ligas mayores con trabajo y dedicación, aunado a su gran talento como lanzador; sus estadísticas en el 2018 lo dejan en 1 ganado con 1 perdido, 2.18 PCL, 39 juegos, 3 salvamentos, 46 ponches.

El estado de Veracruz, dice presente en el béisbol profesional con Luis Cessa y Víctor Arano, dos jarochos con diferentes historias pero viviendo el mismo sueño, estar en las grandes ligas y abriendo la posibilidad para que futuras estrellas veracruzanas logren lo mismo. /Esférico. Por: Ángel Antonio Porras.

 

 

Attachment

Deja tu comentario