Gustavo Ayón, el nayarita del deporte ráfaga

Ayón, es el el mejor mexicano en la actualidad del baloncesto internacional. Su posición es Ala-Pívot y juega en el Real Madrid de la Liga Endesa desde el 2014 a la fecha; ha cosechado una gama de reconocimientos que lo avalan como líder del equipo madrileño, entre ellos, nombramos algunos como: MVP del CentroBasquet (2014), Copa Intercontinental (2015), 1 Euroliga (2015), ésta última es una competencia donde participan 24 selecciones de distintos países de la comunidad europea; también, su palmarés cuenta con 2 Ligas ACB o Liga Endesa (2015-2016).

3 Copas del Rey (2015,2016,2017), 1 Supercopa de España (2014), 1 MVP de la Copa del Rey y a propri, en su paso por el país ibérico, jugó para los Halcones de Xalapa, Dorados de Playa del Carmen y Vaqueros de Agua Prieta.

Por si fuera poco, su paso por la NBA no fue lo que se esperaba, siendo intranscendental ya que estuvo poco tiempo en diversos equipos donde a veces
arrancaba de titular y en la mayoría de las ocaciones desde la banca cuando estuvo jugando para los Hornets de Nueva Orleans, Magic de Orlando y con los Bucks de Milwaukee; en cada uno de esos equipos, su regularidad fue muy poco notoria por lo que no duró más de un año y optaban por traspasarlo a la siguiente temporada.

En los Hornets, mientras Ayón tenía 26 años, sus promedios fueron en pocos apartados, predominando más los rebotes: de 54 partidos jugados sólo 24 inició como titular, con 20 minutos PP, 4.9 rebotes PP, 5.9 puntos PP; en el Magic, su actividad en la duela disminuyo exponencialmente con 3 partidos de titular jugados en un total de 43 partidos, 3.3 rebotes PP, 3.6 puntos PP; en los Bucks, acumuló 12 partidos totales sin ningún partido como titular, emuló los 4.9 rebotes PP logrados en su primera campaña con los Hornets y un promedio de 4.3 puntos PP; en Atlanta, volvió a tener más juego como titular con 14 partidos de 26, 4.8 rebotes PP Y 4.7 puntos PP desde la zona pintada.

Sus inicios en el deporte ráfaga, considerado así como el baloncesto amateur y profesional, empezó a labrarse en el equipo de Bachillerato de la UPAEP en Puebla, México durante el 2003, más adelante en el 2005 entró a la carrera de comunicaciones y disfrutó de estar en uno de los equipos más laureados del baloncesto mexicano a nivel universitario con 18 títulos nacionales hasta el momento.

Grandol, es el mote con el que se le conocía a Ayón desde ese entonces, durante su paso por las universidad, debido a su estatura de 2.08 metros y además generado por un padecimiento llamado “Acromegalia”, un trastorno de crecimiento excesivo por un número elevado de hormonas.

En ese entonces, Gustavo saboreó las mieles de la coronación en la UPAEP, consiguiendo 1 Bicampeonato Nacional de CONDAEIP (2005-2006); 1 Copa Universitaria Telcel (2004); en el 2005, además fue subcampeón con Chiapas (primera fuerza varonil) en Villaflores, ante Hope College de Estados Unidos; ese momento fue un – parteaguas- donde los visores vieron cualidades natas de un basquetbolista mexicano para que así, emigrara a la Universidad de San José en una estadía poco prometedora, donde el trayecto tuvo escollos en el camino debido a que no podía dominar el inglés.

 

 

Su regreso sin haber sido esperado, fue prematuro para recalar en los Halcones de Xalapa siendo un jugador que logró ser exitoso en su paso por la quinteta de la capital de Veracruz; su palmarés lo acrecentó con 2 campeonatos de la LNBP (2007-2008) y a todo ello, no solamente ganó diversos campeonatos, sino que también, recibió un segundo sobrenombre, – el Titán Ayón-.

Ayón, se le caracteriza por ser un jugador portentoso, con una posición de poste alto, una estatua de 2.08 metros, teniendo como habilidades, el ser un jugador que tiene la facilidad de capturar rebotes, debido a su potencia en el salto vertical y lanzamientos dentro de la zona pintada.

Durante el 2009, su carrera dio un giro de 180 grados al desembarcar en España, iniciando una nueva etapa que a la fecha sigue siendo un pilar con sus habilidades inigualables en su labor dentro de la duela; Fuenlabrada, Madrid lo acogió durante ese tiempo y su accionar se hacía esperar hasta que con sus destacadas actuaciones logró colocarse entre el Top 5 de Ala-Pívot de la Liga Endesa; en el 2011, recibió el premio al ser el jugador revelación de la ACB y además, como resultado final, lo llamó la organización de los Hornets de Nueva Orleans.

En el 2011 con el Fuenlabrada, Madrid, sus estadísticas se elevaron al por mayor con los siguientes números: un porcentaje de Tiros dobles del 66.22%, tapas del 45% y quinto en la lista de los mejores reboteadores de la Liga Endesa.

Su carrera en Estados unidos fue muy corta y con poca regularidad, aunque con números convincentes; en su primera temporada, promedió 20 minutos PP, 5.9 punto PP, 4.9 rebotes PP; más adelante, en el 2012 y 2013 recaló en el Magic de Orlando y Bucks de Milwaukee, respectivamente sin ser un jugador que haya demostrado su hegemonía en la NBA.

Su resultado al permanecer en ambos equipos fue desfavorable al no conseguir esa competencia interna que necesitaba para iniciar en el cuadro titular; por consiguiente, en el 2014 a pesar de su bajo rendimiento y lesiones recurrentes (entre ellas, del hombro) en el que ha tenido que pasar por el quirófano, hubo otra oportunidad que se asomó por el abismo y ese equipo que le brindó una luz en el túnel fue, nada más y nada menos que el Real Madrid de la Liga Endesa, tal y como no se esperaba ya que el Barcelona tenía los controles en su carta mientras que decidieron traspasarlo al tan más odiado rival.

El jugador nayarita, está disfrutando el último lustro con victorias providenciales y el póker de títulos que alzó en el 2015 donde en uno de ellos venció al Barcelona, se adjudicó también 1 Supercopa de España, 1 Copa del Rey (fue elegido MVP ante Gran Bretaña) y 1 Euroliga.

“No sé si seré el mejor mexicano en la historia pero si el que más títulos ha ganado”, fueron unas líneas que nos compartió Ayón en su paso por el Madrid en el que es un jugador franquicia de tal equipo; también agregó lo siguiente:

“Venir a España, fue una de las mejores elecciones que pude hacer, vengo a jugar mi mejor baloncesto, tengo bastante experiencia he jugado en la NBA y he tenido cambios, afirmó Ayón, el Ala-Pívot del Real Madrid que nos cuenta con detalles que no se puede quedar nada para él y en todos los partidos da lo mejor de él para el equipo, ya sea a la ofensiva o defensiva.

No es solamente jugar para un equipo de renombre, sino dejar hasta la última gota de sudor en la cancha es la intención de el Titán en sus duelos que afronta, nos lo hizo entrever con la siguiente declaración al iniciar el periplo en uno de los mejores equipos de la Liga Española de Baloncesto, el equipo merengue.

Por otra parte, su paso por la selección tricolor de México ha sido una montaña rusa con precedentes mezclado con tintes de gloria y fracasos; en el 2013, fue el máximo exponente de la selección al ayudarles para clasificar por primera vez en 39 años al Mundial de Baloncesto, el torneo fue realizado en Caracas por la FIBA Américas y de esta manera México levantó el asta con el primer lugar en dicha competencia con Ayón como MVP.

 

 

Ya en el 2014, en la Copa del Mundo organizada por la FIBA, el nayarita se quedó en el camino junto a México con una participación poco prometedora al ser descalificados en la segunda ronda por Estados Unidos 86-63./Esférico. Por: Aarón Aillaud Olavarrieta

Attachment

Deja tu comentario