Los Deportes más raros del mundo

Cuando pensamos en deportes, es obvio que pensemos en el futbol, basquetbol o voleibol como los más comunes, pero el mundo es tan extenso, que en cada región se han dado a la tarea de crear algunos que suelen ser tan extraños como divertidos, insólitos o salvajes.

Muchos de ellos han adaptado deportes tradicionales para implementarles nuevas reglas que los hagan quizá más divertidos pero al mismo tiempo difíciles de practicar por su complejidad, en tanto que hay otros en donde las reglas es lo de menos y lo importante es pasar un rato de esparcimiento conscientes de que pueden estar expuestos a lesiones, desde un simple raspón hasta una notable fractura.

Estos son algunos de los deportes más raros del mundo.

Hurling

 En Irlanda a alguien desquiciado se le ocurrió que era buena idea mezclar el hockey con otros juegos e inventar la versión más violenta que implique un palo, jugadores y una pelota.

A diferencia del hockey donde una pelota elevada es “peligrosa”, en el Hurling es la forma de pasársela a tus compañeros (15 por equipo), y la pelota se recibe sin guantes, a mano limpia.

El “camán” es como un palo de hockey pero se usa como uno de baseball, las reglas se parecen a una cruza entre Rugby y Fútbol porque el jugador que toma la pelota también puede moverse un poco con ésta (cuatro pasos) y volver a pegarle para tratar de llevarla al arco rival o llevarla picando sobre el bastón como el mejor malabarista.

Eukonkanto

 Este es un deporte en el que los participantes (hombres) tienen que superar una carrera de obstáculos cargados con su mujer a cuestas. Gana el que completa el recorrido en el menor tiempo posible. Se puede llevar a la mujer a caballito, a lo saco de patatas o como más cómodo sea mientras no se caiga.

En Finlandia lo llaman eukonkanto, en Suecia kärringkånk y en Estonia naisekandmine pero la dinámica es la misma. Eso sí, no valen mujeres demasiado delgadas, el peso mínimo es de 49 kg.

Chess Boxing

En un ring  se alternan brutalidad e inteligencia, violencia y mente: dos minutos de boxeo y cuatro de ajedrez. La idea de implementarlo nació en 1992 por el dibujante de cómics Enki Bilal, pero fue Lepe Rubingh quien lo llevó a la práctica en el 2003.

Street Luge

Dicen que si de niño no tuviste una avalancha y arriesgaste tu vida lanzándote de ella en una calle sumamente empinada no tuviste infancia.

Pues este peligroso juego de niños se convirtió en un deporte llamado street luge. Una persona se tumba en una especie de monopatín gigante (mide alrededor de 2 metros y 40 cm de ancho) y la gravedad hace el resto. La velocidad llega a alcanzar los 100 kilómetros por hora en los descensos y se controla con la posición del cuerpo; eso sí, aquí van bien equipados con todo tipo de protección, como en cualquier carrera de automovilismo.

Carrera del queso

Esta competición, llamada The Cheese rolling and wake, tiene siglos de historia y la mecánica no puede ser más sencilla: se trata de rodar colina abajo persiguiendo un queso. El primero que lo atrapa, gana. Cientos de participantes acuden cada año a Brockworth para erigirse campeones, aunque muchos acaban lesionados (huesos rotos, quemaduras por roce con la hierba y hasta contusiones cerebrales).

 Buzkashi

Es el deporte nacional de Afganistán y otros países de Asia central. Dos equipos de jinetes compiten en un campo de 2 km de longitud con el objetivo de conducir el boz (una cabra sin cabeza ni extremidades) de un extremo a otro. Es un juego muy violento, pues no hay norma alguna, y suele acabar en auténticos baños de sangre.

 Sepak takraw

Es muy común que los equipos de futbol al término de los entrenamientos jueguen tenis-fut para relajarse y que no es más que colorar una red a baja altura y pasar con la cabeza o los pies el balón de un lado al otro buscando que el equipo rival saque la pelota del área marcada o la estrelle en la red.

Pero quizá muy pocos futbolistas profesionales podrían jugar al nivel con el que se juega el sepak takraw, una disciplina muy común en Indonesia, Tailandia y Camboya y cuyos practicantes llevan al extremo el voleibol.

 Dos equipos de tres jugadores, separados por una red situada a la altura de su cabeza, se pasan una pelota de caña usando solamente los pies o la cabeza. Es evidente que los jugadores tienen una flexibilidad impresionante, ya que hacen unas posturas de lo más inverosímiles.

 Hashing

Si eres de los que les gusta salir todos los fines de semana hasta perderte en el alcohol pero al otro día buscas saldar las culpas haciendo deporte, el hasting puede ser tu mejor opción.

Y es que es un deporte que combina el correr con el beber alcohol. Nació en Kuala Lumpur porque los oficiales británicos decidieron ponerse a correr para compensar los excesos del fin de semana. Ahora hay eventos por todo el mundo y son muy populares.

Los competidores corren cinco mil millas. A lo largo del camino, van parando en distintos puntos donde toman alcohol. En dichos puntos, hay múltiples rutas que pueden elegir, pero sólo una te lleva hasta el final. La llegada es usualmente en un pub o un bar.

 Bo Taochi

Es un deporte japonés y consiste en que dos equipos de 75 personas compiten por un poste. Principalmente es jugado por los cadetes de la Academia Nacional de Defensa de Japón.

 Fierjeppen

Imaginate vivir en un país bajo el nivel del mar lleno de canales, barro y agua, una incomodidad, necesitas un puente cada dos metros, pero los granjeros de este pantano llamado Holanda no tenían dinero para tanto puente así que optaron por usar un palo y cual saltador de garrocha pasar de un lado a otro de los canales pequeños.

Y si alguien pudo saltar ya un canal pequeño, es obvio que se animará por uno más grande. Así hoy los holandeses tienen hasta una liga de Fierljeppen y el record máximo llega a los 21 metros.

 Rugby subacuatico

Nació en Alemania hace 40 años, con el objetivo de un entrenador de buceo quien quería hacer más “divertidos” los entrenamientos. Se juega con un pelota rellena de agua de mar, se enfrentan 11 contra 11 y los jugadores tienen aletas, anteojos y un tubo de oxígeno. ¿El objetivo? Anotar en el cesto del equipo contrario, que está a cuatro metros de profundidad. Se permite el contacto físico.

Plancha Extrema

¿Piensas que planchar es difícil? Intenta hacerlo ¡al extremo!. Participantes de todo el mundo buscan los paisajes más remotos para planchar su ropa. Se hacen llamar ‘planchadores’ y son capaces de hacerlo bajo el agua, encima de un carro, esquiando, como sea. Seguro que pensabas que ya lo habías visto todo…

Deja tu comentario