Los Mosqueteros demuestran su hegemonía en la ATP

Federer, Nadal, Murray y Djokovic siguen tomando las riendas de la élite del tenis profesional con títulos que a pocos tenistas juveniles pueden optar por falta de madurez tenística y experiencia que a la postre es necesaria para estar en el Top 4 de la ATP.

 4 Masters 1000 para ¨Nole¨, 3 para Murray, 1 para Nadal y Federer fue el único que faltó para poder llevarse un título entre estos 4 auténticos tenistas. Todos ellos, lograron izarse con 9 campeonatos de 10 que se disputaron en el 2016 dentro de los Masters 1000, el cuál es uno de los torneos con mayor envergadura tenística y valor en cuanto a puntos se refiere, solamente el el Croata ¨Cilic¨, fue el único que se consagró con un título en esa categoría.

 En los Grand Slams, Djokovic saboreó las mieles del destino en el Abierto de Australia y Roland Garros, mientras que el actual número 1 del mundo, Murray venció al Canadiense Milos Raonic en su propio patio, Wimbledon; Federer y Nadal el año pasado les resulto difícil poder ganar Grand Slams o cualquier torneo de los Masters 500 o 1000 ya que sufrieron diversas lesiones que los apartaron de las canchas, primero – el reloj suizo – tuvo que permanecer fuera desde mediados del año pasado por un problema en la rodilla, mientras que ´Rafa´también tuvo que permanecer fuera de actividad por lesiones recurrentes en la muñeca izquierda.

 Federer, ya en este año después de pasar por una larga recuperación donde tuvo que hacer rehabilitación y entrenamientos arduos en Dubai, a vuelto a disfrutar del calor, la competitividad y su juego poco a poco va en ascenso aunque ya no tiene la misma edad de su plenitud tenística. Ahora, lo único que le queda es gozar del poco tiempo del tenis que le queda y más aun por haber vuelto a ganar un Grand Slam ante su eterno rival de la última década para él, ¨Rafa¨Nadal al vencerlo en la final del Abierto de Australia en el 2017 tras haber estado 3-1 abajo en el marcado durante el quinto set de tal torneo.

 El reloj suizo, ya no tiene esos reflejos juveniles que antes se le mostraban por lo que ha optado por cambiar su estilo de juego a una forma de provocar errores del rival, jugando un tenis mas veloz, con golpes de fondo, cortos a un sobre pique que a cualquiera le incomodaría si no estas fino en el día del partido. Así fue, como venció a Nadal que en el frente a frente el español sigue mandando de principio a fin con un récord de 23-12.

 De ahora en adelante los reflectores difícilmente estarán bajo la mirada de Federer y Nadal, por la complejidad de la competencia, ya que el año pasado estuvieron en los lugares décimo séptimo y noveno, respectivamente. La máxima estela del tenis mundial la acarrearan tanto Murray como Nole aunque atrás de ellos, hay tenistas como Raonic, Thiem, Dimitrov, Kyrgios que también quieren ser un jugador más en la historia del Top 4 mundial.

Deja tu comentario