Los récords del futbol que nadie quisiera tener

Por: Sergio Sánchez Jiménez / Esférico

Todo futbolista quisiera terminar su carrera siendo recordado por alguna hazaña o récord que lo inmortalizara de por vida en su club o en una selección, pero también está el otro lado de la moneda, récords vergonzosos que todos buscan evitar pero que hay quienes cargan con ellos.

Recientemente, tras la culminación de la temporada 2016 – 2017 de La Liga en España, Guillermo Ochoa, guardameta mexicano, se convirtió en el arquero más goleado del circuito en una sola temporada.

Titular indiscutible con el Granada, Ochoa recibió la nada agradable cantidad de 80 goles, suficientes para que su equipo se despidiera de la primera división española.

Ochoa superó así a Ignacio Aizpurúa, quien con el Salamanca de la temporada 95-96 recibió 79 en un mismo torneo.

En contraste, el guardameta de la selección mexicana totalizó más de 100 atajadas, es decir, que en muchas ocasiones pudo salvar su marco y evitó así que la humillación fuera mayor.

Así como este bochornoso récord, estos son algunos otros que quedan para la historia.

  1.  EL JUGADOR MÁS GORDO

El jugador de fútbol más gordo se llama William Foulke, medía 1.90m y pesaba 141 kilos. Es recordado por romper involuntariamente un poste de una portería en un partido.

  1. LA MAYOR GOLEADA INTERNACIONAL

En 2001 se jugó un encuentro entre la Selección de Australia y el equipo representativo de Samoa Americana. El choque era clasificatorio para el mundial de Corea y Japón 2002 y finalizó con un insólito marcador de 31-0.

Trece de esos goles, fueron marcados por un mismo jugador, Archie Thompson que consiguió el título como el jugador que más goles consiguió en un solo partido.

3. LA PEOR GOLEADA DE CLUBES

Una lluvia de autogoles ocurrió el 31 de octubre de 2002. El AS Adema de Madagascar se coronó campeón de su liga tras vencer a su rival el SOE Antananarivo , que encajó todos y cada uno de los 149 goles con los que terminó el partido. Esto debido a una supuesta forma de protesta contra el árbitro.

4. EL PEOR JUGADOR DEL MUNDO

Por imposible que parezca, el peor jugador de la historia militó en el Southampton de la Premier League. El senegalés Ali Dia jugó tan solo 41 minutos, tiempo que sirvió para catalogarlo como tal. “Corría por la cancha como Bambi sobre hielo; fue muy vergonzoso verlo”, dijo su entrenador.

5. EL JUGADOR CON MÁS EXPULSIONES

El colombiano Gerardo Bedoya es el jugador que más cartulinas rojas ha visto. El defensor ha acumulado más de 40 expulsiones. Tiene más tarjetas rojas que años.

6. LA PEOR SELECCIÓN DEL MUNDO

La Selección de San Marino es la peor del mundo. Su fama se debe a las goleadas que suelen recibir por parte de los equipos y selecciones que enfrentan. A finales de 2014, cortaron una racha de 61 derrotas en fila, al empatar con la Selección de Estonia.

Deja tu comentario