Serpentineros mexicanos al abordaje en las grandes ligas

Llegó el turno del béisbol de la gran carpa de la MLB con peloteros mexicanos de suma experiencia y juventud para imponer el dominio sobre el montículo o cumplir con salidas que en sus respectivos equipos necesitan en el camino a la postemporada.

Los cachorros de Chicago defenderán su corona en el 2017 al ser los vigentes campeones de las grandes ligas tras haber superado una sequía de 108 años, con 3 series mundiales en sus arcas y 17 títulos de liga, como también 6 títulos divisionales.

Por otra parte, hay jugadores mexicanos que tienen un nuevo desafío en la presente temporada y uno de ellos no se cansa de lanzar rectas temibles. Él, brilló en el 2016 con la organización de los Dodgers de los Ángeles, su posición está en la defensiva de su equipo al lanzar serpentinas siendo sinaloense, su nombre es Julio Urías.

Urías, debutó un 27 de Mayo del 2016 en las grandes ligas, cumpliendo con sus deberes desde la loma de pitcheo. Sus estadísticas en el 2016 quedaron con números impresionantes al acumular un récord de 5-2, 3.39 ERA y 84 ponches.

Aunque por el momento el niño de 20 años no pueda lanzar en el primer equipo, debido a que lo regresaron a las ligas menores para que se termine de desarrollar técnicamente y tácticamente, su espera está en intermitencia hasta que que el manager de los Dodgers, Dave Roberts le de luz verde a la inclusión de Urías en la rotación de abridores (Kershaw, Kazmir, Maeda).

La oportunidad llegará pronto para iluminar al público con sus rectas de 93MPH, cambios de velocidad y curvas en su repertorio de lanzamientos de un novato con una ilusión de un maestro en los lanzamientos formidables.

También, su compatriota y compañero de equipo, – el Titán González – tendrá un nuevo desafío con una asignatura pendiente que está para hacerse realidad, ganar un anillo de serie mundial y emular lo que hizo el legendario mexicano, – el Toro Valenzuela -, cuando jugó para el mismo equipo que el Titán alrededor de los 80´s-90´s.

Urías, entrará en escena al primer equipo en un tiempo no muy lejano debido a que Rich Hill, actual pitcher abridor de LA, está sufriendo serios estragos físicos con diversas ampollas que lo han incomodado en sus presentaciones durante este año.

Por lo que el pitcher sinaloense se está ganando un lugar para sustituir a dicho lanzados y la triple A, está dando de que hablar con actuaciones magistrales, mientras que sus números en las ligas menores son convincentes ya que registro su segunda salida del año, permitiendo 1C, 4 ponches, en 4 entradas laboradas.

En los Azulejos de Toronto, Marco Estrada y Roberto Osuna son las barajas mexicanas con una calidad excepcional en sus lanzamiento para ser el ojo de atención de la mayoría de los partidos en los que actúen. El primero, arrancó en el primer juego de la temporada pero desafortunadamente se fue sin decisión al dejar la loma tras 6 entradas con 2C, 5H, 63S, 4KO.

Gibbons, el manager de los Azulejos, confía plenamente en Estrada para que sea el guía de la rotación de abridores, además de que expertos o especialistas en las Mayores consideran que Marco tiene uno de los mejores cambios de la MLB.

Osuna por su parte, es un diamante en bruto que al día de hoy, cuenta con 56 salvamentos en apenas 2 años en las Grandes Ligas y ya, está situado en el tercer lugar de la historia en el departamento de salvamentos.

Joaquim Soria, jugador de los Reales de Kansas City, es otro cerrador mexicano que necesita aparecer en los momentos más importantes ya que está en un moméntum difícil donde no ha encontrado cierta regularidad para volver a ser el cerrador que acostumbró a ser. Ya, en sus 11 años en la MLB, ha regalado ciertas satisfacciones al pueblo mexicano y también, ha tenido ciertos altibajos en su camino como profesional.

En el 2007, se quedó con el récord de 2-3 ganamos, 17 salvamentos y 2.48 ERA; en el 2008 su récord mejoró al ganar 41 de 44 juegos salvados y un promedio de 1.63 ERA en carreras permitidas; 2009, fue un año con una producción a la baja donde salvó 30 partidos y 2.21 ERA; 2010, fue un año insólito por haber llegado a la cifra de 100 salvamentos a una corta edad, a comparación de Trevor Hoffman y Mariano Rivera, que llegaron a tal cifra con un rango de edad mayor que el coahuilense.

Soria, está dentro de uno de los mejores cerradores en la historia de la MLB y gracias a sus estadísticas favorables, aunque le falta el anillo deseado por todos para cerrar con broche de oro su carrera.

Jorge de la Rosa, el regiomontano pasó de los Rockies de Colorado a los Diamantes de Arizona para jugar su décima temporada en las mayores; su huella, será imborrable en el pasado ya que con los Rockies dejó números que lo catapultaron a la cúspide de la organización al ser el mejor pitcher abridor con 86 victorias, 985 ponches y por si fuera poco, acumuló 53 triunfos contra 20 descalabros en el Coors Field, estadio del equipo de la montaña.

Jaime García, originario de Tamaulipas, cambió de dinastía al pasar de los Cardenales de St. Louis a los Bravos de Atlanta, un equipo que está en reconstrucción pero con brazos “poderosos” llenos de experiencia en el pitcheo, Bartolo Colón y Dickey.

Yovani Gallardo, el experimentado michoacano estará en los Marineros de Seattle tras una década en las grandes ligas al haber jugador 8 años para los Cerveceros de Milwaukee y más adelante, 1 año por partida sencilla con los Vigilantes de Texas y Orioles de Baltimore. Fue seleccionado el quinto abridor en la rotación de abridores para esta campaña con los Marineros.

Oliver Pérez, regresará a la que ha sido su casa los últimos dos años con un récord de 69-86 en su cuenta personal y 4.47 de ERA; tratará de mantener su alto nivel desde el montículo con su calidad en los lanzamientos hacia el plato.

El “Mariachi” González, jugará esta temporada con los Medias Blancas de Chicago y Fernado Salas, estrenará salidas con los Mets de Nueva York en ciertos relevos que se den a lo largo de la campaña y tendrá, una competencia interna interesante por la calidad de rotación en la lista de abridores.

A todo ello, éstos son algunos de los jugadores de béisbol mexicanos que participarán a lo largo de la temporada 2017 para hacer lucir sus nombres que aparecen en los Jerseys en el que portan con el sudor de su entrega en cada jugada maniobrada, sin embargo, habrá que ver que sucede con el jarocho – Luis Cessa – de Córdoba, Veracruz al debutar el año pasado en las Mayores con los Yankees de NY y por el momento, se encuentra jugando en la triple A para volver a tener una posibilidad de ser titular en el equipo donde jugó Babe Ruth, uno de los mayores exponentes del béisbol profesional.

Deja tu comentario