Un poco de respeto no hace daño

  • en

Seguramente a ti que me estás leyendo no te gustaría que en la calle le faltaran al respeto a tu novia o a tu hermana con un piropo grotesco y seguramente reaccionarías de la peor manera si alguien la llama prostituta.

Así como no te gustaría que un patán se sobrepase con ellas, creo que a ti no te cuesta nada de trabajo mostrar un poquito de respeto por las mujeres que practican futbol y que hoy defienden los colores de los equipos de la Liga MX Femenil.

El gritarle heeee puta a la arquera rival es una bajeza, simple y sencillamente una nacada.

Por el simple hecho de ser mujer merece todo tu respeto. Gritarle escondido en el anonimato de la porra, es ser muy poco hombre, es ser demasiado cobarde.

Y lo mismo debería aplicar en la Liga MX, más allá de que sea o no sea un grito homofóbico, en lo particular me da pena ajena el ver a través de la televisión a niños imitando a sus papás con el heee pu….. ¡vaya ejemplo que les están dando!

Por eso, esta semana no me quedo con Lobos BUAP y su buen futbol, con el triunfo de América sobre Pumas o el buen momento individual de Rodolfo Pizarro.

Para mí la gran nota es la iniciativa de Tigres y el haber cambiado el heeee pu…. por un unísono ¡heeeeee Tigreeeeeessss!

Iniciativas como esta es la que tienen que adoptar todas las barras de los equipos del futbol mexicano.

¿No sería mejor que en las noticias se hablara de los barristas por unirse para erradicar el grito que tantos dolores de cabeza le ha dado a la Federación Mexicana de Futbol en lugar de que se hable de ellos por las peleas que tienen con las barras rivales?

Tigres ya dio el primer paso. Las barras de Atlas anunciaron que dejarán de gritarle al portero rival. ¿Y el resto?

Ojalá que sigan el ejemplo. Es por el bien del futbol y porque no nos hace daño a nadie tener tantita educación.

Deja tu comentario