Uruguay, Colombia y Brasil, al son de un tridente sudamericano

La Conmebol es la Confederación donde las selecciones sufren para poder participar en una justa mundialista mediante la calificación, es por eso, que cuando hay eliminatorias para calificar al Mundial, las selecciones como: Brasil, Argentina, Uruguay, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay, entre otras; se juegan el todo por el todo en cada partido, a su máxima expresión, ya que solamente hay 4 cupos directos y 1 repechaje.

Algunas escuadras se quedan en el borde de la calificación y otras, obtienen la oportunidad de mostrarse ante todo el mundo en la cita más importante a nivel de selecciones nacionales, la Copa del Mundo de Fútbol.

Rusia, es la siguiente parada, será el país anfitrión que albergue el siguiente Mundial, con el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita el 14 de Junio del año en curso; es por eso, que el país asiático espera a Uruguay, Perú, Argentina, Brasil y Colombia como equipos de Suramérica para presenciar un nuevo futbolístico “superlativo”.

A todo ello, los charrúas, cafetaleros y cariocas, tienen altas posibilidades de clasificar o avanzar a las últimas instancias por tener plantillas equilibradas a lo largo y ancho del terreno de juego.

Uruguay, por decirlo de alguna manera, tiene un historia precoz, es decir, de antaño con la consecución de 2 Copas del Mundo conseguidas en 1930/1950 y 3 semifinales en 1954,1970 y 2010.

En ese entonces, cuando la selección – charrúa – levantó su primera Copa del Mundo, participaron un total de 13 selecciones y como segundo lugar quedó la selección – albiceleste – La Argentina; por tanto, fue una época en donde la competencia era mínima a comparación de estos tiempos.

En aquella vez, Uruguay vencía 4-2 a Argentina; Guillermo Stábile con 8 goles, fue el máximo goleador de ese Mundial jugado en tierras uruguayas; mientras su mas cercano perseguidor fue José Pedro Cea con 5 goles. 

Nos remontamos a 1950, fue el año donde Uruguay alzaba su segunda Copa del Mundo en Brasil, – de la mano de Schiaffino y Ghiggia en un día que marcó un hito en la historia de Brasil y los charrúas, venciendo 2-1 a Brasil en su propia casa; aquel hazaña se bautizó con el nombre de “El Marcanazo”.

En contraste, con la época actual del Siglo XXI, el fútbol charrúa se centra en Luis Suárez, Cavani, Godín y Pereira ante el liderazgo en los botines de el entrenador, Tabárez, un estratega que ya cumple más de una década en las filas de la sección uruguaya.

Uruguay, presume de un cuarto lugar en Sudáfrica 2010 con Tabárez en el banquillo, por lo que en Rusia 2018 será una selección temible en el Grupo A.

“Estamos mejor que antes, lo más importante es pasar la primera fase”, afirmó Tabáres, actual director técnico de la selección uruguaya.

 

 

Peor aún, es incierto que pase en ese grupo con Rusia, el país anfitrión de tal Mundial, Egipto y Arabia Saudita; los faraones, tienen en sus fieles a un ariete que está en estado de gracia, Mohamed Salah, proveniente del Liverpool de la Liga Premier y más aún, por llevar a su equipo a una final de la Liga de Campeones en la presente temporada.

Su ritmo de juego es imprevisible para los defensores de diferentes equipos con una brillantez en su manera de mover el esférico en la delantera; mientras, que por parte de los rusos, se le conoce únicamente a Cheryshev (Villareal), un centrocampista, el cuál sigue siendo un jugador fuera de serie.

Sin embargo, sus demás compañeros rusos, juegan en la Liga Rusa y de ellos no se les conocer mucho, aunque por ser el país que albergará el Mundial darán hasta la última gota de sudor para mantenerse en el primer plano.

Los hijos del desierto, Arabia Saudita, buscan avanzar más allá de los octavos de final, ya que el mayor logro en su historia radica en el año 1994; en cambio, en la lista de seleccionados para este año, aparecen 2 jugadores que militan en la Liga Española, como lo son: Al Shehri y Al Mousa, del Leganés y Valladolid, respectivamente.

Colombia, por su parte, es el equipo cafetalero que comparte el Grupo H, junto con Polonia, Senegal y Japón; su director técnico es el argentino, José Pekerman desde el año 2012.

Ya, es su sexta participación al mando del equipo colombiano en Mundiales, con logros importantes como: un cuartos de final en Brasil 2014, donde James Rodríguez fue el máximo artillero con 6 goles y también, se llevaron la distinción a la mejor selección con el – juego limpio -.

“Sé lo que es el Mundial y competir, no hay que tirar nada al aire por los nombres, cada equipo tiene sus dificultades”, entrevió José Pekermán, estratega de la selección cafetalera.

Sus referentes o A´s bajo la manga son: Christian Zapata, Yerry Mina, James, Cardona, Cuadrado y el “Tigre” Falcao.

Veremos cuál será el porvenir de este próximo Mundial y si se consagran o dejan huella en alguna instancia, como lo fue en los tiempos del “Pibe” Valderrama, un jugador legendario que marcó una época como medicastro, junto con Asprillla en el Siglo XX.

Por último, la selección – verdeamarela – de Brasil, llega al Mundial como la mejor escuadra de la CONMEBOL, cumpliendo el deber de acabar las eliminatorias como líder en la clasificación general; por ello, es candidato a ganar su sexta Copa del Mundo.

Es importante recalcar que el sello futbolístico de la selección carioca nunca se pierde, aunque tras el retiro de Romario, Bebeto y compañía en los 90´s, pasó un largo período sin encontrar un estilo de juego al que se les caracteriza, “el joggo bonito”, “samba”, etc.

Por fortuna, Neymar, Marcelo, Filipe “Luis”, Thiago Silva, Paulinho, Coutinho, Gabriel de Jesús y Firminho están en una transición de recuperar el viejo estilo impregnado por futbolistas legendarios con el sello en la manera de jugar, gozando de espectáculo hacia ellos y hacia el público, disfrutando con alegría y sabor el fútbol “asociación”.

2002, fue el año donde Brasil conquistó su última Copa del Mundo en Corea-Japón ante Alemania por marcador final de 2-0; en ese momento, Klose y Kahn no pudieron frenar a Rivaldo y Ronaldo (bota de oro), en donde este último anotó un doblete en aquella final.

También, por si fuera poco, Cafú levantaba su segunda Copa junto con Ronaldo (1994, USA); pasando el plano de hoy en día, Brasil está en el Grupo E, junto con Suiza, Costa Rica y Serbia; así pues, el camino está libre para que los cariocas lleguen a la siguiente ronda y puedan competir por un lugar en la final.

De momento, Tite, el orquestador principal de la selección canarinha, dijo lo siguiente: “La convicción es que Brasil tiene que consolidarse y vencer, independiente de la calidad de los adversarios”. /Esférico.Por: Aarón Aillaud

Attachment

Deja tu comentario