Adrián es el superhéroe de los Reds en Europa

“¡¡¡Aaaaadriaaaaan!!!”, exclamó con humor el alemán Jürgen Klopp, director técnico del Liverpool, imitando aquel famoso grito de guerra de Sylvester Stallone en la película “Rocky”, en referencia al español que acababa de atajar el penal decisivo en la definición desde los 12 pasos ante el Chelsea, que le dio ayer la cuarta Supercopa de Europa de su historia a los “Reds”, que así alcanzaron con cuatro títulos al Real Madrid.

El pasado 5 de agosto, el andaluz Adrián había sido contratado por el Liverpool después de haber quedado tras seis temporadas en el West Ham, mientras se entrenaba solo en la Unión Deportiva Pilas. Después, todo sucedió muy rápido. El belga Simon Mignolet, de varias temporadas en el Liverpool, decidió retornar a su país para fichar por el Brujas, y Klopp se dio cuenta de que necesitaba un suplente para una figura internacional como el brasileño Alisson Becker.

Entonces, Adrián fue al banco de suplentes el pasado sábado en el debut del Liverpool en la Premier League, en Anfield ante el recién ascendido Norwich. A los 40 minutos del primer tiempo, Alisson se lesionó y no pudo estar para la final de la Supercopa Europea, en Estambul, ante el Chelsea.

El español no desaprovechó su oportunidad y como le hubiera dicho Javier Mascherano, se convirtió en héroe de los hinchas “reds” al atajar el quinto y decisivo penal a Tammy Abraham, con el que su equipo venció al Chelsea por 5-4 en los penales, tras el 2-2 en el tiempo suplementario. Además, fue la revancha de este inicio de temporada para el Liverpool, que con Alisson en el arco había perdido días atrás por penales la final de la Community Shield (Supercopa inglesa) ante el Manchester City.

Poco importó que en el momento del último penal, cuando Liverpool se imponía 5-4 y todos habían convertido el suyo, Adrián se adelantara un poco. Durante el partido, el arquero le había cometido un penal al propio Abraham que significó el empate del Chelsea 2-2, pero tuvo un par de atajadas enormes, como por ejemplo un disparo del joven Mason Mount.

Otra vez como hace 14 años, el Liverpool se coronó campeón de un título europeo en Estambul, en otra final histórica y por penales. La anterior había sido la famosa remontada con el español Rafa Benítez como entrenador, por la Champions League, ante el Milan luego de haberse ido al descanso perdiendo 3-0. El partido había finalizado 3-3 y luego, el polaco Jerzy Dudek, fue el héroe en los tiros desde los doce pasos.

Tras el partido de este miércoles, el entrenador Klopp destacó “la increíble preparación” del arquero que tuvo que jugar por la lesión de Alisson Becker en el debut liguero del Liverpool en el pasado fin de semana. “No venía jugando desde hacía tiempo, pero tenía que estar preparado, y lo estaba. Hizo algunas tapadas fenomenales y estar tan preparado como él esta noche, es increíble.

No sólo tiene una gran personalidad en el césped sino también en el vestuario. ¡Hablaba más fuerte que yo! Puede estar realmente orgulloso de lo que hizo esta noche. ¿Dónde estaba Adrián cuando jugamos contra el Manchester City hace dos semanas? El entrenador de arqueros me dijo que necesitaba tiempo para ponerse en forma pero no tuvo tiempo y aún así, jugó muy bien esta noche”.

Adrian San Miguel Del Castillo (3/1/1987) se formó en los juveniles del Betis y le tocó debutar en el Málaga en la temporada 2012/13 en una situación parecida a la actual: habían expulsado a Casto, el arquero titular, a los 10 minutos del primer tiempo y no estaba el suplente Goitía, ante el Málaga en La Rosaleda. De todos modos, ese día (29/9/2012), no pudo evitar la derrota de 4-0 pese a una gran actuación que evitó una diferencia mayor, aunque el director técnico Pepe Mel ya no le quitó la titularidad, especialmente después de su brillante partido de la semana siguiente en el 3-0 ante la Real Sociedad.

Para la temporada 2013/14, Adrián pidió que le pagaran lo mismo que al danés Andersen, nuevo fichaje del Betis, pero el club no accedió y así se fue al West Ham, después de haber sido estudiado por el DT del equipo inglés, Sam Allardyce , y su entrenador de arqueros Martyn Margetsony. En ese momento, el arquero tenía 26 años.

En los “Hammers” jugó seis temporadas hasta quedar libre el pasado 30 de junio, totalizando 150 partidos, de los que 125 fueron por la Premier League. Ya en la última temporada había perdido continuidad y sólo jugó cinco partidos como titular. Adrián es un ejemplo de resiliencia y jamás se da por vencido.

Al llegar al West Ham, tuvo que pelear el puesto con el finés Jussi Jaaskelainen, que era un fijo para el DT Allardyce, pero a los seis meses se había quedado con la titularidad. Poco después, el 13 de enero de 2005, fue el héroe de los penales al eliminar al Everton por la tercera ronda de la Copa Inglesa, luego de estar 8-8 en la definición por penales, cuando atajó el de Steven Naismith (contuvo dos esa vez) y luego marcó el suyo. Al festejar, revoleó los guantes.

En el partido homenaje a su compañero Mark Noble, llegó a eludir a casi todo el equipo rival antes de marcar un gol. Aunque su gran partido, inolvidable, fue el 0-0 vs Chelsea en enero de 2014 en Stamford Bridge: “Fue una especie de éxtasis esa noche, unos treinta y tantos tiros, no sé cuántos centros al área y nos llevamos un punto. No parecía mucho pero nos ayudó a evitar el descenso”, recordó en una reciente entrevista con el diario español Marca. Fue héroe de Upton Park y luego, en el Olímpico de Londres, los dos últimos estadios del West Ham. Llegó a atajar tres penales seguidos desde su llegada a la Premier League por lo que lo llegaron a apodar “The Penalty King”.

“Todo esto quedará en mi memoria con mucho cariño. Quiero desearle lo mejor al West Ham para el futuro y tal vez algún día nos volveremos a encontrar”, escribió cuando se fue el 30 de junio pasado. Todo parecía dado para su vuelta al Benito Villamarín porque el arquero titular del Betis, Pau López, iba a ser transferido a la Roma y él estaba libre. Pero el club se decantó por Dani Martín, del Sporting Gijón, campeón europeo sub-21. Luego iba a ir al Valladolid, pero consiguió el préstamo del ruso del Real Madrid, Lunin. Hasta que a principios de agosto apareció el Liverpool con una oferta irrechazable. Como agradecimiento, antes de irse de las prácticas en el UD Pilas, Adrián le entregó al club un cheque-regalo con material deportivo “para que puedan seguir creciendo y mejorando. Muchas gracias por su hospitalidad y cariño”.

Cuando fue fichado por el Liverpool, Adrián declaró que “soy muy ambicioso y voy a trabajar al máximo para ponérselo difícil al entrenador”. “Bienvenido al Liverpool”, “Entrada triunfal” o “Dispuesto a aprovechar al máximo su inesperado ascenso”,  fueron títulos de hoy en los diarios ingleses. Muchos ya dicen que en los “Reds”, sigue los pasos de su compatriota Pepe Reina, campeón de Europa y Mundial con la selección española. A los 32 años, Adrián San Miguel no se rinde./INFOBAE

Attachment

Deja tu comentario