Beckham será el mandamás del Inter Miami 2020

Desde hace algunos años que la Major League Soccer cambió rotundamente. Dejó de ser esa liga que algunos futbolistas veían como una especie de “jubilación con privilegios” a convertirse en uno de los torneos más competitivos de América.

La visión de las distintas franquicias varió. Ya no buscan seducir con grandes sumas de dinero a estrellas mundiales en el ocaso de sus carreras; ahora invierten en jóvenes talentos y en sus propias academias, con la intención de formar a los cracks del futuro.

En esta sintonía expansiva aparece el Club Internacional de Fútbol Miami, una de las dos instituciones que harán su debut en la próxima temporada en Estados Unidos (el otro será el Nashville Soccer Club).

Con el ex futbolista de Real Madrid, Manchester United y Milan David Beckham a la cabeza del proyecto, el club de la Florida se construyó de cero y aspira a ser uno de los principales protagonistas en su primera incursión en la MLS.

El inglés, junto a Jorge Mas, José Mas, Masayoshi Son y Marcelo Claure -los otros propietarios del Inter Miami-, depositan gran parte de sus esperanzas en el talento y la pasión de los sudamericanos a la hora de jugar al fútbol.

Una de sus primeras contrataciones fue la del argentino Javier Morales para comandar al equipo Sub-17. El hombre surgido de la cantera de Lanús tuvo un brillante paso por la liga estadounidense, al coronarse campeón con Real Salt Lake en 2009. También defendió los colores del FC Dallas, donde comenzó su carrera como entrenador con la Sub-13 de la entidad de Texas.

En diálogo con Infobae, el ex creativo de Arsenal de Sarandí contó algunos secretos sobre el ambicioso proyecto que tiene en su cabeza Beckham y cómo fue crear un club desde el inicio.

Al principio fue duro, fue crear un club de cero… Toda una academia. Fuimos a ver partidos por toda la región hasta tener una preselección de 600 jugadores, que luego se recortó a aproximadamente 120, que son con los que actualmente estamos compitiendo”, explicó.

“En nuestros scouts no buscamos características específicas, sino a jóvenes que creíamos que tienen el talento como para rendir en el nivel que buscamos.

En La Florida hay mucho talento, con diversidad de nacionalidades y culturas. Era una zona donde no había un equipo profesional con una mentalidad de competencia. La mayoría pagaba por jugar. No había ambición por un título y todos debían jugar, ahora ese objetivo cambió”, esbozó.

Y luego, agregó: “En nuestro primer año trataremos de llegar a las competencias más importantes, queremos competir por los primeros lugares. Es difícil, pero es a lo que apuntamos”.

La intención del director deportivo Paul McDonough es la de nutrir con canteranos al primer equipo en un lapso de 3 ó 4 años.

Dentro de esta búsqueda de jóvenes talentos sobresale un denominador común: la mayoría son oriundos o con raíces sudamericanas. Javier Morales sostiene que el 70 por ciento de su plantel son latinos, en su mayoría colombianos, argentinos, venezolanos y mexicanos.

Esto no es casual. El propio David Beckham develó hace algunos meses que tiene debilidad por los futbolistas nacidos en dicha región.

Algo similar sucedió dentro de la elección de entrenadores (el argentino Sebastián Saja es uno de los entrenadores de arquero, por ejemplo) y en el armado del primer equipo. Hasta el momento se contrataron 5 futbolistas2 son argentinos (Matías Pellegrini -Estudiantes de La Plata- y Julián Carranza -Banfield-) y 1 es Venezolano (Christian Makoun, con pasado en las juveniles de Juventus).

A esta nómina se le puede agregar el estadounidense George Acosta, que hasta hace unos meses se encontraba en las divisiones inferiores de Boca Juniors.

“Cuando se terminó con la elección de jugadores para la academia nos agradeció a todos en persona por el trabajo que hicimos. Está presente pese a que viaja constantemente”, sostuvo.

El plantel aún no cuenta con un director técnico (sonaron nombres como el del italiano Gennaro Gattuso y el argentino Santiago Solari), pero la vara está alta. La intención es imitar lo sucedido con el Atlanta United, que a los dos años se proclamó campeón.

El Inter Miami va a querer ser uno de los más fuertes en la MLS. En la Academia va a suceder algo similar, pero en menor medida, porque aún no tenemos los mismos recursos que el primer equipo, como la posibilidad de contratar a una súper estrella”, esbozó el ex Lanús.

“Creo que el objetivo de mínima será clasificar a los playoff, por lo que percibí al hablar con gente del club. Veo que esa es la mentalidad”, avisó./INFOBAE

Attachment

Deja tu comentario