CORTE RESTABLECE CONDENA POR ASESINATO DE AARON HERNANDEZ

El Tribunal Supremo de Massachusetts restableció el miércoles la condena por asesinato de Aaron Hernández, que fue borrada luego de que el exastro de la NFL se suicidara en la cárcel.

El Tribunal Supremo Judicial también desechó el principio legal que eliminó la condena de Hernández, estableciendo un precedente legal para futuros casos, y lo calificó de “obsoleta y ya no está en consonancia con las circunstancias de la vida contemporánea”.

“Nos complace que se haga justicia en este caso, se está eliminando la práctica anticuada de anular una condena válida y la familia de la víctima puede obtener el cierre que merecen”, dijo el fiscal de distrito del condado de Bristol, Thomas M. Quinn III, en un tuit.

Hernández fue condenado en 2015 por asesinar al futbolista semiprofesional Odin Lloyd. Dos años después, el joven de 27 años se suicidó días después de haber sido absuelto de la mayoría de los cargos en un caso separado de doble asesinato.

Un juez desechó la condena de Hernández ese año, citando el principio legal que sostiene que un acusado condenado en juicio, que muera antes de que se escuche una apelación, ya no debe ser considerado culpable a los ojos de la ley, devolviendo así el caso a su estado previo.

Según la doctrina, arraigada en los siglos de la ley inglesa, una condena no debe considerarse definitiva hasta que una apelación pueda determinar si se cometieron errores que privaron al acusado de un juicio justo, dicen expertos legales.

Los fiscales argumentaron que la doctrina legal es obsoleta e injusta para las víctimas. Quinn le dijo al tribunal que se debería permitir que la defensa del demandado apele el caso, si así lo desean. De lo contrario, la convicción debería mantenerse, argumentó.

Según la nueva regla establecida por el tribunal, la condena se mantendrá, pero el expediente judicial notará que la condena no se confirmó ni se anuló porque el acusado murió mientras la apelación estaba pendiente.

Otros criminales de Massachusetts de alto perfil cuyas condenas fueron borradas después de su muerte incluyen a John Salvi, quien fue declarado culpable de asesinar a dos trabajadores de una clínica de aborto y herir a otras cinco personas durante un tiroteo en Brookline en 1994.

El sacerdote católico romano John Geoghan, una figura clave en el escándalo de abuso sexual por parte del clero que sacudió la arquidiócesis de Boston y se extendió por todo el mundo, también tuvo su condena por abuso de niños anulada después de que fue golpeado hasta morir en 2003 en su celda en la misma prisión de máxima seguridad de Massachusetts donde murió Hernández.

El abogado de Hernández había argumentado anteriormente que la doctrina legal debería permanecer intacta, diciendo que los jurados cometen errores. Un correo electrónico solicitando comentarios sobre la decisión del tribunal fue enviado a su abogado el miércoles.

Cómo otros estados manejan casos como el de Hernández varía ampliamente. Algunos estados, como Massachusetts, rechazan las condenas, mientras que otros desestiman la apelación del demandado y la condena sigue vigente. Otros fiscales permiten que los tribunales de apelación consideren el caso de un acusado muerto, dicen los fiscales./Espndeportes

Attachment

Deja tu comentario