Djokovic se enfrenta a Diego en final “insólita”

El argentino Diego Schwartzman desafiará el lunes en la final del Masters 1000 de Roma al número 1 Novak Djokovic, después de batir en un emocionante duelo al canadiense Denis Shapovalov por 6-4, 5-7 y 7-6 (7/4). Tras eliminar a Rafael Nadal en cuartos, el argentino se impuso en tres horas y diez minutos, en presencia de público por primera vez en el torneo.

El tenista de 28 años y mejor sudamericano en la lista de la ATP, disputará su primera final de un torneo categoría Masters 1000 y tendrá la oportunidad de alcanzar un histórico puesto en el ranking mundial, luego de lo que fue su 11° colocación en 2018. En aquella oportunidad, había caído en cuartos de final ante Rafa Nadal y había logrado subir hasta quedar al borde del Top Ten, que entonces estaba integrado por Juan Martín del Potro(4°), entre otros.

En esta ocasión, si El Peque se impone en Roma ante el serbio alcanzará la novena posición de la tabla y quedará por primera vez en su carrera en el Top 10. En caso de caer derrotado, será una desazón por haber llegado hasta el último enfrentamiento y no alzarse con el trofeo, pero podrá festejar ya que se ubicará 13°.

El partido se celebrará este lunes a la hora 12 de la Argentina, con transmisión de ESPN. Además, pese al recorte en los premios por los efectos económicos de la pandemia del coronavirus, el ganador embolsará 205.220 euros (USD 243.048), casi un 79% menos que en 2019.

Por su parte, Djokovic se clasificó para su décima final romana al vencer al noruego Casper Ruud (7-5 y 6-3).y busca en Roma un 36º título en Masters 1000, que le permitiría superar a Rafael Nadal en esta categoría, la segunda más importante tras los Grand Slam (ambos tienen 35 torneos actualmente).

El serbio sufrió ante Ruud, 34º jugador mundial, pero subió su nivel en los momentos claves, en un partido intenso. En la primera manga, con 4-5 en el marcador, incluso tuvo que salvar dos bolas de set. Una vez más brillante en el alambre, el serbio caminó hacia una nueva victoria.

“Incluso tras 15 años en el circuito me sigo divirtiendo y tengo todavía hambre de títulos”, señaló el jugador de 33 años, que se refirió a la presencia de público en las gradas, por primera vez en un torneo ATP después de que se reanudara el circuito, cinco meses parado por la pandemia. “Espero que siga habiendo público en los próximos torneos, lo echaba mucho de menos, como todos los jugadores. Es una buena señal con respecto a la situación global del covid, espero que las cosas mejoren”, señaló el número 1 mundial, cuatro veces ganador en Roma, la última en 2015.

Sobre la final, Djokovic señaló que no da nada “por hecho”, a pesar de que parta como favorito y subrayó que Schwartzmanhizo “el partido de su vida” ante Nadal./INFOBAE

Attachment

Deja tu comentario