El Fútbol mexicano necesita transparencia

En los días recientes dentro de la Liga Mx, Amaury Vergara propietario de las Chivas, puso en la mesa el tema de generar transparencia en los contratos de los jugadores, sin embargo este hecho va un poco más allá de los jugadores, también va relacionado con la manera en que los clubes de la Liga Mx se manejan en cuanto a los temas fiscales se refiere.

La reciente investigación que hay contra Billy Álvarez, su hermano Alfredo y Víctor Garcés, por el tema de defraudación fiscal y el lavado de dinero, aún no pega en cuanto a futbol se refiere, pero podría, si los documentos y hechos que se tienen se decantan a afectar dicha parte.

Pero no solamente podría recaer una investigación más profunda en la maquina celeste por parte de las autoridades fiscales de México, a los ya conocidos problemas sobre que hay clubes mexicanos que no pagan impuestos, o a los que se les condonan, la existencia de los dobles contratos o que no existe conocimiento pleno sobre como se dan las transacciones de los jugadores cuando pasan de una escuadra a otra, dentro del Balompié azteca hay algunos propietarios apurados porque se investigue a mayor profundidad referente a las empresas que manejan el outsourcing para poder subsistir con nominas muy altas.

Como antecedente a lo dicho, el pasado 21 de noviembre la UIF y la Liga MX, firmaron un acuerdo para trabajar en el tema de la transparencia en el futbol mexicano y asi tener la certeza de la procedencia de los recursos con los cuales se mantiene el equipo, pero vaya sorpresa algunos equipos tienen peores manejos, y es en este rubro que varios están temblando.

Anteriormente, las autoridades fiscales, ya habían entrado en temas escabrosos del futbol mexicano, pero en este 2020 es la primera ocasión que lo podrían hacer de manera pareja y así detectar las anomalías.

Antes el SAT, ya había hecho investigaciones y llegó a estar detrás de equipos mexicanos por los adeudos dentro de los equipos, ejemplo claro en el año 2018, cuando Guillermo Vázquez, Fidel Kuri y Veracruz tenían dobles contratos.

Es importante resaltar que simular acciones que tengan por objetivo ocultarse del SAT, por parte de cualquier institución, es considerado un delito, así como también lo es no enterar las retenciones del ISR, realizadas a los futbolistas por parte de los clubes.

Dos años después de esa firma, las autoridades se meterían de nuevo con el futbol mexicano y no por el tema de revancha, sino, porque es una industria en la que se mueven miles de millones de dólares y se necesita tener transparencia, para evitar malos entendidos o cuentas sin aclarar.

Por ahora es todo, nos leemos en una próxima columna.

Attachment

Deja tu comentario