Gignac, un francés con garras de felino

A

En el fútbol mexicano, siempre existirán los errores y los aciertos en cuanto a fichajes realizados cada semestre. A la Liga Mx han llegado un sinfín de extranjeros que se fueron sin pena ni gloria, por el contrario, en ocasiones pisan suelo azteca jugadores que dejan una huella imborrable en nuestro futbol, tal es el caso del delantero francés, André Pierre Gignac, uno de los mejores fichajes de los Tigres UANL en los últimos tiempos. 

EL INICIO Y SU LADO GITANO

Perteneciente a una cultura con marginación y discriminación en la sociedad francesa, André Pierre Gignac nació en una pequeña ciudad al sur de Francia llamada Martigues. De madre con origen gitano, y padre de profesión bombero, ‘Dedé’ como lo apodaban en su país natal, desde temprana edad mostraba el amor por el fútbol, siendo un jugador destacado por su olfato como goleador. 

Pero no solo el talento que derrochaba en las canchas de Martigues fue suficiente para que pudiera transcender en el futbol profesional de su país, sino también el carácter gitano que lo diferenciaba de los demás. 

En el 2013, Gignac fue cuestionado sobre sus orígenes gitanos y cómo se traducían en su estilo de juego.

El delantero contestó: “Para mi es la combatividad. Cuando ves a (Jacques Abardonado, un futbolista francés), es familia cercana, mi primo. Y no es un gran futbolista, técnico y todo, pero en la cancha es un luchador. No suelta nada, es un perro. Está en todos los balones hasta morirse en la cancha. Ése es el lado gitano del futbolista. Nunca mido mis esfuerzos”, relataba para el mensual SO Foot.

Debutar en la liga francesa, nunca fue fácil, ya que Gignac tuvó que emprender un largo camino para llegar a donde hoy esta posicionado; Martigues, el equipo de su ciudad natal sería quien le diera la oportunidad de darse a mostrar, pero las fuerzas basicas del FC Lorient pulieron su calidad y olfato matador para ser ese depredador del área chica que temen muchos equipos.

En el FC Lorient tuvo una formación de dos años, la regularidad que mostraba el chico gitano lo llevó al ascenso con el primer equipo para disputar la temporada 2004-05 en la Ligue 2.

El debut tan esperando llegaría el 13 de agosto del 2004, ingresó al minuto 78 con un marcador empatado, pero Gignac cambiaria el asunto en la primer pelota que tocó; FC Lorient, se llevaría el resultado a favor con gol del canterano maravilla. 

Ante un debut soñado, ingresando de cambio y metiendo el gol ganador, André Pierre Gignac tuvo una frase para enmarcar.

“Creía que era Ronaldo Nazario”. Mencionaba para los medios de comunicación que cubrieron el encuentro. 

Gignac, luego de debutar en la Ligue 2, tuvo ciertamente pocos minutos para mostrarse pese al haber encajado el gol y aún así, no sería influyente en el ascenso del FC Lorient, pues fue cedido a un equipo de la tercera división de Francia.

A pesar del duro golpe, jugar en una liga inferior no fue ningún problema, tras dejar un registro de ocho goles en 20 partidos disputados. 

Con un FC Lorient en primera división, el deseo de querer mostrarse ante todo Francia creció, el hambre de devorarse la liga y la sed de revancha, fueron factores para que Gignac tuviera actuaciones sobresalientes; tras 37 apariciones y 9 goles marcados, se colocaría como el mejor jugador de la plantilla ‘Les Merlus’. 

Los reflectores estaban puestos sobre el ‘gitano’, y un equipo del Alto Garona estaba interesado en sus servicios; El Toulouse Football Club, fue el trampolín de Gignac para colocarse como goleador de la Ligue 1, a pesar de que la primera temporada no fue lo que esperaba de forma individual, pues siempre entraría de cambio sin poco que hacer.

Durante su segunda temporada ya como delantero titular del Toulouse, Gignac empezaría a destacar por sus grandes esfuerzos y así, se le otorgó el premio del jugador del mes en dos ocasiones.

A su vez, fue nominado para jugador del año de la Ligue 1, así como también fue seleccionado para el equipo del año (2008-2009);André, terminaría la temporada como máximo goleador de la liga con 24 anotaciones, dejando al actual delantero del Real Madrid, Karim Benzema con 17 dianas. 

Como buen goleador, su paso por Toulouse Football Club fue exitoso, dejando una huella como máximo anotador del club purpura durante el siglo XXI en la Ligue 1, un récord que sería superado en el 2014 por el francés Wissam Ben Yedder, actual jugador del Sevilla de la liga Santander. 

CUMPLIENDO EL SUEÑO DE NIÑO 

En la Ligue 1, existen tres equipos donde los futbolistas siempre quisieran llegar a jugar, el Olympique de Lyon, Paris Saint Germain, y por último el Olympique de Marsella, este último el equipo predilecto de André Pierre Gignac.

La llegada a los Fenicios se daría en la temporada 2010-2011 firmando un contrato por cinco años y un valor de transferencia que rondó los 18 MDE, una cifra que fue criticada porque las actuaciones del francés eran intermitentes a tal grado de llegar a pensarse que había sido un error fichar al delantero. 

Los medios, la afición y hasta ex jugadores del club ‘OM’ demostrarón su desagrado por las apariciones del jugador galo, y aunque Gignac tuvó un cierre de temporada “sastifactorio” no alcanzó para borrar la mala imagen que había demostrando durante sus primeros encuentros. 

Durante los primeros dos años, los goles fueron escasos, apenas convirtió 9 en 51 partidos, las burlas seguián y por su ligero sobrepeso, el público le apodaba “Big Mac”; Gignac, no la pasaba nada bien.

La relación con el técnico Didier Deschamps se fue desgastando pero ‘Dedé’ siempre estuvo convencido de que tenía que terminar sus cinco años de contrato con el Marsella.

“Lo lograré, estoy convencido. Me quedaré hasta mi quinto año de contrato si es necesario, pero triunfaré aquí”, sintetizó el galo. 

La llegada del argentino, Marcelo Bielsa en el 2014 al banquillo blanquiazul le dio un segundo aire a Gignac, demostrando un desempeño de bueno a excelente. 

Con Bielsa, jugó toda la temporada, anotando 23 goles en todas las competiciones y 21 en la Ligue 1, quedando detrás de Alexandre Lacazette del Lyon; Gignac y el ‘Loco’, siempre tuvieron una relación afectuosa que hasta la fecha sigue perdurando.

Para Bielsa, el francés siempre fue un lider para sus compañeros, una persona con un nivel mental ganador; en una carta dada a conocer por la televisión francesa, el técnico argentino mataba de elogios a Dedé mencionando lo siguiente:

“Es invencible, jamás se rinde. Su mente asume cada desafío que se presenta. Deja en el campo la energía que posee considerando al equipo por encima de él. Contagia, transmite, vibra y se apasiona al hacerlo. Se enfrenta a la realidad sabiendo que no podrá superarla si primero no la conoce”, escribió Marcelo Bielsa. 

André-Pierre Gignac, estaría cinco años en el conjunto del Olympique de Marsella, en donde cumplió una etapa muy buena siendo el referente del ataque del equipo. “Dedé” marcó un total de 77 goles en 186 encuentros, y se iría el ídolo de la hinchada fenicia para tomar un camino diferente pero con las mismas expectativas, anotar goles. 

Gignac se despidió del público marsellés en el 2015 y sus últimas palabras fueron: 

“Entre ustedes y yo, se trata de una historia de ‘te quiero, yo tampoco.”

LA LLEGADA A UN EQUIPO INCOMPARABLE 

Si algo sorprendió en México fue el anuncio oficial del Club Tigres sobre el fichaje de un goleador que venía de un equipo importante como lo era el Marsella, pero nunca paso por la cabeza que ese delantero se llamará André Pierre Gignac. 

Los Tigres jugaban las eliminatorias de la Copa Libertadores y querían ganarla a toda costa, por tal motivo decidieron hacer una inversión fuerte por tener refuerzos de calidad que los ayudaran a conseguir su objetivo, entre uno de los nuevos fichajes el que traía mayor cartel era ‘Dedé’. 

Gignac, llegó al futbol mexicano en el Apertura 2015, debutó en semifinales de la Copa Libertadores contra el Inter de Porto Alegre en Brasil, el marcador terminaría a favor de los locales; para el partido de vuelta en Monterrey, el galo se haría presente en el marcador y así poner a gritar a los aficionados felinos que de forma rápida hicieron sentir al francés como en casa.

A la postre el cuadro universitario jugaría la final ante River Plate sin tener éxito alguno, pero el camino aún era largo para los felinos. 

El debut del delantero en la Liga MX fue ante un grande del futbol mexicano, las Chivas Rayadas del Guadalajara, pero ni la historia sagrada que tiene el cuadro tapatio fue impedimento para que Gignac se estrenara ante su afición como goleador, aquel contejo terminaría 2-2.

El impacto de Gignac fue inmediato, anoto en once ocasiones y terminó como campeón de liga con los Tigres luego de vencer a Pumas en una dramática final.

Gignac, a vacacionar no llegaría a la Liga Mx, y lo dejo en claro luego de que se cuestionara en su país sobre su llegada a una liga inferior en comparación de las ligas europeas.

“Mis hazañas demuestran que no me fui de vacaciones”.

En 21 partidos jugados, entre el torneo regular y la liguilla, consiguió 15 goles y su primer titulo, esto en su primer torneo. 

La relación Gignac-afición ha sido noble, estrecha y recíproca, mientras el francés los hace felices con goles y títulos, la afición le compone canciones, y lo hace sentir como en casa.

Hoy en día, en la liga mx es conocido como el ‘bomboro’ referente a la canción del intérprete Jorge Zamora Montalvo, “Bomboro, quiña, quiña”. Y es que, al pronunciar el apellido del galo, es muy similar a la palabra quiña.   

Gignac, consiguió su primer campeonato de goleo en el Torneo Clausura 2016, luego de anotar 13 tantos.

Sin embargo, no pudo salir campeón luego de quedar eliminado ante los Rayados de Monterrey, el eterno rival de los Tigres. De igual forma, perdería una final de Liga de Campeones de la Concacaf ante el América, pero Tigres estaba consiguiendo los objetivos que se trazaron con el fichaje del ‘Bomboro’, llegar hasta las últimas instancias de los torneos donde participaran. 

Hasta la fecha, Gignac ha levantado siete trofeos con Tigres (tres ligas, tres Campeones de Campeones y una Campeones Cup), en tan solo tres años.

En el Apertura 2018, el ‘bomboro’ se consagró como campeón goleador por segunda ocasión al romper las redes en 14 oportunidades. Desde su llegada, suma 94 anotaciones, y esta a 8 tantos del máximo goleador en la historia de Tigres, Tomás Boy, quien suma 102 goles. 

A pesar del poco tiempo, el efecto Gignac en nuestro país ha abierto fronteras, tanto que en la Ligue 1, siguen a detalle lo que sucede con la Liga Bancomer Mx, así como otras ligas importantes en Europa, no solo Tigres ha salido beneficioso del traspaso del galo, sino toda la liga. 

Luego de la llegada de Gignac, en francia ven con bueno ojos emigrar al futbol azteca, así lo aseguro el ‘bomboro’ en una entrevista.

 “En Francia ahora los jugadores están interesados en jugar en la Liga MX, eso es un orgullo, la verdad”, declaró el artillero.

Con 33 años de edad y un largo recorrido por el futbol mundial, luego de jugar una Copa del Mundo en el 2010 con Francia y disputar una final de Eurocopa en el 2016, André-Pierre Gignac se ha consolidado en el fútbol mexicano como un extranjero rentable que esta dejando una huella imborrable en el cuadro de los Tigres, poniendo al equipo de San Nicolás de los Garza en los primeros planos a nivel nacional e internacional./Esférico.Por: Ángel Antonio Porras.

Attachment

Deja tu comentario