Keniano deja su huella en maratón con récord

El 12 de octubre de 2019 no será un día más en la historia del deporte mundial. Es que por primera vez un hombre bajó el registro de las 2 horas en una maratón: el encargado de lograr este nuevo récord fue Eliud Kipchoge, de Kenia, que completó el recorrido de 42,195 kilómetros en un tiempo de 1:59:40.2.

La prueba, que se llevó a cabo en la ciudad de Viena, Austria, fue parte del desafío INEOS 1:59 Challenge impulsado por la marca deportiva que viste a uno de los mejores maratonistas de la historia. Es por esto que, gracias a detalles que se establecieron para que Kipchoge pudiera romper la barrera de las dos horas, la competencia no fue homologada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) y no será tenida en cuenta para los registros oficiales.

“Soy un hombre muy feliz por haber podido correr en menos de dos horas y por poder inspirar a la gente. Ningún humano tiene límites, puedes hacerlo. Espero que más atletas en el mundo corran en menos de dos horas después de hoy”, indicó el keniata que está próximo a cumplir 35 años una vez que finalizó el desafío.

¿Por qué la conquista de Eliud Kipchoge no será tenida en cuenta como un registro oficial? El horario de salida y de llegada se programó para que las condiciones climáticas fueran las ideales para que el protagonista corra por el parque Prater, en Viena. 

Otro de los aspectos favorables para el keniata fue estuvo acompañado por un equipo de otros 41 corredores que lo beneficiaron en la resistencia del viento y por un auto que le marcaba, a través de un láser, la línea que debía mantener para batir la marca histórica.

Más allá que la carrera estuvo diseñada a medida para lograr el registro, la historia deportiva de Eliud Kipchoge habla por sí misma. Nacido en la ciudad de Kapsisiywa, distrito de Nandi, el keniata comenzó a correr maratones a partir de 2013. Antes, fue especialista en los 5.000 metros, la prueba de mediofondo en la que se destacó en la competencia más importante para la disciplina: en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 ganó la medalla de bronce, mientras que cuatro año más tarde, en Beijing 2008, se subió al segundo lugar del podio.

Ganador de las maratones de Chicago en 2014, de Berlín en tres ocasiones (2015, 2017 y 2018) y otras cuatro veces vencedor de la maratón de Londres (2015, 2016, 2018 y 2019), Kipchoge marcó a fuego su nombre en la historia de los Juegos Olímpicos de Río 2016, cuando se coronó campeón olímpico. Además, en la competencia que se realizó en la capital de Alemania el año pasado, el maratonista africano logró un nuevo récord mundial en su victoria, gracias a arribar en un tiempo de 2 horas, un minuto y 39 segundos.

“Me siento bien. Al ser humano le ha costado 65 años volver a hacer historia en el deporte, después de que Roger Bannister lo lograse en 1954. Lo intenté y lo conseguí”, expresó una vez que llegó a la meta. Kipchoge se comparó con el mediofondista británico que logró una proeza para la época: a mediados de la década del 50, el atleta que luego se convirtió en neurólogo, logró batir la marca de correr una milla -equivale a 1.60934 kilómetros- en menos de 4 minutos (3:59,4)

La carrera que marcó la historia para Kipchoge y el atletismo mundial fue seguida minuto a minuto en Kenia, donde miles de personas se juntaron en las calles de diferentes ciudades del país africano para ver a su hijo pródigo batir el récord en la maratón. 

“Todos pueden salir por la puerta y correr para hacer un gran mundo. Todos podemos hacer de este mundo un lugar hermoso para vivir”, dijo el keniata, que le envió un saludo especial a la gente de su país. “Esto significa mucho para Kenia”, concluyó./INFOBAE

Attachment

Deja tu comentario