Mick Schumacher, puesta a punto hacia F1

La velocidad del automovilismo en las rectas o chicanas a lo largo de una pista de carreras es una pasión que se lleva en las entrañas de diversos pilotos como: Ayrton Senna, Alain Prost, Pedro Rodríguez, Jochen RIndt o el mismo alemán, Michael Schumacher.

Senna, ha sido el piloto brasileño con mayor magnitud en la Fórmula 1 y entre dimes y diretes, está considerado como uno de los mejores 5 en toda la historia; su simpatía y carisma lo personificaron como un ser que se ganaba a la gente detrás de las gradas.

Por si fuera poco, una de sus especialidades, fue adaptarse a la lluvia en diferentes carreras de la categoría más elite del automovilismo profesional; transcurría el año 1994 y Ayrton falleció de manera inesperada a los 34 años de edad en una carrera que no tenía las medidas de seguridad suficientes para evitar tal percance. 

Prost, fue otro de los pilotos que lo catalogan como uno de los mejores en la F1, francés de nacimiento, su estilo fue metódico y fue conocido como “el profesor”; para algunos, supera lo que hizo Senna y para otros no hay punto de comparación.

Entre 1980 a 1993, Prost conquistó 51 carreras, 106 podios, 4 campeonatos mundiales y 4 subcampeonatos.

Pedro Rodríguez, en otrora piloto de la década de los 60´s le llamaban con el mote de “ojos de gato”, por su habilidad al conducir de noche y bajo la lluvia; en 1971, pereció durante una carrera en Alemania, al igual que Senna.

Rodríguez, ex piloto mexicano, ha sido el mejor de todos los tiempos en México, mientras que “Checo” Pérez por ahora, sigue en la sombra de lo que fue en su época Pedro cuando éste último, conquisto 2 veces una carrera de la F1; además, tuvo 7 podios entre los 60´s y 70´s.

En Julio de 1971, fallecía el piloto mexicano que marcó una época en el automovilismo profesional de la mano de Senna, Prost, y Schumacher.

Rindt, fue un piloto austríaco de la década de los 70´s que dominó por completo la categoría de la F1; por infortunio, falleció en una competencia en Italia a los 28 años cuando acumulaba resultados históricos.

Si nos remontamos a dos décadas atrás, Juan Manuel Fangio, lo comparan con Schumacher por la perfección en las pistas al momento de subirse a un monoplaza; para muchos, es el mejor de todos los tiempos por haber ganado el campeonato de la F1 en 5 ocaciones en la década de los 50´s y sobre todo, por haber establecido 23 vueltas rápidas de carrera en camino a 35 podios, 24 de ellos con victorias; su audacia y atrevimiento fueron sus principales habilidades al volante.

Ahora, es el turno para Mick Schumacher, hijo del legendario alemán Michael Schumacher, el cual fue 7 veces ganador de la F1.

Transcurría el 2008 e iniciaba su carrera como piloto de motos y posteriormente de monoplazas, su nombre pasó desapercibido por la situación desafortunada en la que atraviesa su padre, es por eso, que se llamaba Mick Betsch, usando el apellido de soltera de su madre.

Sus logros, han venido de menos a mas, con 2 Subcampeonatos de la Fórmula 4, monarca de la Fórmula 3 Europea (su padre, Michael fue campeón en dicha categoría) y en el 2019 inició como piloto de Prema de la Fórmula 2 en el cuál se quedó en la décimo segunda posición; su carrera va en un plano ascendente y veremos de que está hecho para seguir los mismos pasos de su padre, el cuál fue una figura indiscutible en cada momento que competía en diversas carreras. 

Antes de iniciar su carrera en las diferentes categorías inferiores de la Fórmula 1, inició al volante de Go-Karts en la categoría Kerpener KartChallenge, luciendo como un piloto experimentado y logrando el lugar 1º en el 2010.

Más adelante, en el 2011 y 2012 se cambió de categoría al participar en la clase KF3 de los ADAC Kart Masters, logrando terminar en 9º y 7º puesto, respectivamente. También, participó en la KF3 de la Euro Wintercup durante esos años, quedándose con el 3º lugar.

“No contaba con dos victorias al hilo, ha sido impresionante, mi tiempo fue fantástico”, sintetizó Mick tras haber culminado una de sus carreras en la Fórmula 4

Tanto su tío, el ex piloto Ralf Schumacher como su madre Corinna Schumacher lo han sabido guiar por el camino del aprendizaje y lo más importante, mantener una concentración alta en las competencias sin importar la situación en la que se encuentra su padre, un ex automovilista profesional que sufrió un accidente en una pista de esquí el 29 de diciembre del 2013 en los alpes franceses, quedando en coma varios meses después del percance, sin poder caminar.

Fue un acontecimiento devastador para la familia Schumacher, ya que el ex piloto sufrió múltiples golpes en la cabeza que causaron graves daños en el cerebro y además, contaba con un casco protector; por ahora, vive en una casa de la familia a orillas del Lago de Ginebra con cuidados especiales, siguiendo un patrón de rehabilitación.

Mick, quiere hacer relucir el apellido en las pistas con su talento y calidad humana que lo va perfilando a la categoría mayor, la F1, es por eso, que le falta poco para subirse a un Ferrari, el cual fue piloteado por su padre.

La fórmula 1 espera a Mick Schumacher en el 2021 para recalar en el monoplaza del caballo rampante; parte como el sucesor de Vettel y se descartan a pilotos como Verstappen y Fernando Alonso para llegar a Ferrari.

“Estoy encantado de anunciar que seguiré trabajando con el equipo Prema en el 2019, avanzando hacia la Fórmula 2, un paso lógico en mi carrera deportiva”, concluyó Mick al ser entrevistado por diversos medios de comunicación.

El 02 de Abril un integrante de la familia Schumacher tendrá el desafío de volver a deslumbrar a los fanáticos del automovilismo profesional, como lo hizo Michael en su época; Mick, cuenta con 20 años y todo una recta por delante para sumar triunfos con la bandera cuadros.

El legado de su padre que acaba de cumplir 50 años, es difícil de superar, pero nunca – imposible -, así que veremos de que está hecho este promisorio corredor de la F2 que en su primer temporada le ha faltado suerte.

“En su primer temporada en F2, Mick no ha tenido suerte, mientras que para el 2020 busca el título de la F2”, sintetizó Binotto, jefe del equipo Ferrari.

Michael Schumacher, conquistó 7 títulos mundiales en la F1, 91 victorias en Grandes Premios, 68 veces clasificó en primer lugar, 15 temporadas con por lo menos una victoria, 8 victorias en el GP de Francia, el mayor número en una sola carrera, 17 podios consecutivos desde el 2002, 43 años cuando corrió su último Gran Premio en el 2012.

“Estoy más que emocionado y me gustaría agradecerle a Ferrari esta oportunidad. La espero con muchas ganas y seguro que será una experiencia fantástica”, aseveró Mick tras conocer que correría para Ferrari.

Expertos en automovilismo, mencionan que Mick ha sabido ir por el camino del aprendizaje poco a poco, sin causar estragos ni precipitarse, por lo que su progresión va de manera formidable, desatancando su potencial en las pistas.

“Lo haré todo para aprender todo lo que puede ayudarme a alcanzar mi sueño, competir en la Fórmula 1”, declaró Mick tras ser cuestionado por su carrera en el automovilismo.

El deseo de saltar a la categoría más importante, la Fórmula 1, es una meta que Mick tiene intacta en sus venas, ya que quiere seguir los mismo pasos de su padre, una leyenda, figura y que rozaba la – perfección alemana – como una auténtica máquina que trabaja por si sola, con el aceite idóneo en cada instante de la competencia.

La temporada de la F2 inicia en Baréin a finales de Marzo del año siguiente; acto seguido, en Holanda del 01-03 de Mayo; Barcelona, 08-10 de Mayo; Monte Carlo, 21-23 de Mayo; Bakú, 05-07 de Junio; Austria, 05-07 de Julio; Gran Bretaña 17-19 de Julio; Budapest, 31Jul-2 de Agosto; Spa-Francorchamps, del 28-30 Agosto; Monza, 4-6 de Septiembre; Sochi, del 25-27 de Septiembre y Abu Dhabi, del 27-29 de Noviembre.

“Mick, logrará llegar a la F1, aunque tendrá como pesar el cargar con su apellido”, enfatizó Hulkenberg, ex piloto alemán.

Es importante recalcar que para que un piloto profesional pueda destacar en la elite de cualquier categoría de la Formula Series, tiene que tener una óptima base física y mental para soportar los momentos bajo presión y salir avante, cumpliendo expectativas personales.

Así mismo, Mick se ha preparado a lo largo de su carrera día con día, acompañado con un grupo de fisioterapeutas para estar en forma en cada carrera que compite; entre uno de sus ejercicios es andar en bicicleta con entrenamientos en intervalos que involucran ejercicios aeróbicos y anaeróbicos.

La ambición y constancia son factores clave en el rendimiento de Mick para que siga teniendo una evolución en sus entrenamientos, 

“Estoy muy feliz por haber alcanzado un acuerdo con Ferrari y por el hecho de que mi futuro en las competiciones automovilísticas sea en rojo”, afirmó Mick tras haber firmado con Ferrari.

Por encima de las adversidades, el hijo de Michael Schumacher ha sabido llevar a buenos términos sus actuaciones cuando la madre naturaleza está en su contra con lluvia de por medio, tal acontecimiento sucedió en Misano con el equipo Prema Powerteam, en una remontada épica en el 2017 en la F3 Europea, quedándose con el lugar 1º.

“Haré todo lo que esté en mis manos para aprender lo máximo posible, estar preparado para cuando llegue el momento”, concluyó Mick Schumacher, tras su primer victoria en F2 en Budapest./ Esférico.Por: Aarón Aillaud Olavarrieta

Attachment

Deja tu comentario