Modric , el tercero en discordia

Quién se iba a imaginar que ni CR7, ni Messi, ganarían el próximo balón de oro 2018, solamente Lucas Modric, un futbolista croata que vino de ser el estandarte de la selección croata en el Mundial de Rusia 2018 al catapultar a su selección y ganar el segundo lugar de forma merecida, perdiendo con Francia la final por marcador de 4-2, pero venciendo a la Argentina de Messi 3-0 y a la sorpresa juvenil de Inglaterra, por 2-1.

Además, fue y sigue siendo uno de los jugadores más efectivos de el conjunto merengue, en el Real Madrid con el que logró la última “orejona” consecutiva a nivel de cubles, la décimo tercera del Madrid en la competición de la UEFA Champions League con marcador final de 3-1 al Liverpool en Kiev.

Como un – rompequinielas – tenía que ocurrir algún día y en este año sucedió, con el volante de 33 años que sorprendió a propios y a extraños en este su primer galardón entregado por la revista “France Football” y la FIFA. Un premio, que se da como reconocimiento al mejor jugador del mundo en la actualidad y que desde el 2007 cuando “Kaká” la ganó,  no cambiaba de dueño entre Messi o Cr7, donde ambos futbolistas cuentan con 5 balones de oro cada uno en su haber.

La historia se escribe de una manera u otra, diferente para el jugador balcánico que nunca antes un jugador croata había levantado el tan ansiado laurel y por si fuera poco, avasallando a sus más cercanos perseguidores, una diferencia de casi el doble de puntos con CR7 (476), el cuál se quedó con el segundo lugar y de ahí le siguen Griezmann, Mbappé y Messi con el tercero, cuarto y quinto lugar respectivamente.

Aunado el balón de Oro de Modric, sus galardones relucen con otro premio, “The Best”, el cuál es un premio otorgado por la FIFA y elegido por 13 leyendas del fútbol: Nesta, Drogba, Lampard, Kaká, Capello, entre otros.

La familia siempre es importante y se hizo sentir en la gala de París, mientras le entregaban el premio a Lucas, con sus 3 hijos y su esposa llamada Vanja Bosnic, al lado de él, su actual representante del jugador compartiendo lazos desde el 2007 estuvieron presentes con este nuevo momento que disfrutó el jugador de perfil bajo, sin tantas fechorías como algunos otros, pero con una calidad futbolística inigualable en el centro del campo hacia el ataque.

Un jugador que sabe disfrutar al fútbol con un esfuerzo sobrenatural, entusiasmo, disciplina y sobre todo por tener presente valores que los declaró a los medios, mientras lo entrevistaron en la gala de los premios:

“Cuando eres niño tienes un sueño, y los míos eran ganar títulos. Este balón de oro es todo lo que podía soñar, la clave del éxito es trabajo, persistencia y creer en uno mismo”, finalizó irónico el último ganar de el Balón de Oro 2018.

 

 

Deja tu comentario