TOTO WOLFF CALIENTA EL CLIMA EN LA PREVIA DEL GRAN PREMIO DE ARABIA SAUDITA

Toto Wolff calentó la previa del Gran Premio de Arabia Saudita, la penúltima fecha de la temporada. Lewis Hamilton y Max Verstappen definirán el campeonato

A falta de dos fechas para que termine la temporada de la Fórmula 1, el jefe y accionista del equipo Mercedes, Toto Wolff, calentó el clima en la previa del Gran Premio de Arabia Saudita, que este fin de semana se estrenará en el calendario con un circuito callejero en Yeda. Allí Lewis Hamilton volverá a usar su “motor-cohete”, el impulsor a combustión estrenado en San Pablo donde logró un contundente triunfo y le empezó a descontar al líder del campeonato, Max Verstappen (Red Bull).

Desde 2015, la categoría reina utiliza la tecnología híbrida con un motor eléctrico y otro a combustión. Los pilotos pueden reemplazar los impulsores a lo largo del año, pero en cada instancia sufren una penalidad según el caso. A pesar de ello, el rendimiento del W12, el monoposto de Hamilton, fue superlativo en el Autódromo José Carlos Pace donde festejó en la cita brasileña.

El séptuple campeón mundial guardó ese motor en la última fecha disputada en Qatar, donde logró otra victoria, la séptima en la temporada y quedó a 8 puntos del neerlandés, que suma 351,5. Quedan 52 unidades en juego y el final se anuncia apasionante. Pero la batalla no la libran solo los pilotos, sino que sus jefes de escuderías también recogieron los guantes y el propio Wolff hace unas semanas tuvo un picante ida y vuelta con su par en Red Bull, Christian Horner.

Toto, viejo zorro, ex piloto y metido desde hace décadas en el mundo de la F1, sabe correr las carreras abajo de los autos. Por eso se subió al boom del “motor-cohete” de Hamilton y elevó la vara de su piloto, otro que está acostumbrado a competir bajo presión y que le encantan las guerras psicológicas. De hecho en 2016, si bien perdió el título con su ex compañero, Nico Rosberg, el alemán se retiró luego de una temporada cargada de batallas mentales.

Ahora Wolff asumió que el Mercedes de Lewis está en su mejor momento. “El coche está rindiendo bien. Probablemente, está en el mejor momento de toda la temporada”, dijo Toto. Pero también apuntó a que el otro corredor de la escudería alemana, Valtteri Bottas, también tiene un buen medio mecánico: “Los pilotos están confiados en poder empujar al límite. Esto es alentador y nos da un fuerte impulso para las carreras finales”, declaró en su llegada a Arabia Saudita.

“Es un testimonio de nuestra capacidad de recuperación si vemos dónde estábamos a principios del verano (europeo)”, destacó el team-manager austriaco.

Sobre lo que se viene este fin de semana en la 21ª y penúltima fecha de la temporada, sostuvo que “Yeda es un desafío completamente nuevo. Se ha trabajado mucho detrás de las cámaras para asegurarnos de obtener la mayor cantidad de información posible. Las primeras sesiones serán vitales”.

Estamos más motivados que nunca y esperamos estar a la caza. Los dos títulos están abiertos y nuestra misión está clara”, concluyó.

Wolff está confiado y buscan otra coronación en la Máxima donde desde 2014 ganaron 14 campeonatos, siete de Pilotos y siete de Constructores. Nunca antes en la historia hubo una racha tan exitosa de forma seguida e incluso superaron la era dorada de Ferrari y Michael Schumacher (1999-2004) con once conquistas, cinco de conductores y seis de equipos.

La presión es para ambas escuderías, Mercedes y Red Bull, ya que en 2022 cambiará de forma radical el reglamento técnico y los autos serán completamente diferentes. Habrá que ver si pueden ser la referencia. Por eso el team germano y Hamilton saben que quizás sea la última chance que tengan para ganar más campeonatos. Mientras que el equipo austriaco y Verstappen, más que la gloria, se juegan el orgullo de ser los únicos que los pudieron batir en las últimas ocho temporadas.

La carrera en Yeda ya comenzó a pesar de que los autos no están en la pista. La cabeza juega un rol preponderante y Toto Wolff pegó primero./INFOBAE

Attachment

Deja tu comentario