UN CLAVO MAS EN EL ATAÚD PARA SEPULTAR AL TIBURÓN

Veracruz recibía a los tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el equipo de Veracruz llega como víctima ya que a pesar que es la jornada 6 del torneo clausura 2019 y con un solo punto en el torneo y sin anotaciones, marcha como penúltimo de la tabla general y último en la del cociente para no descender

Por otro lado los felinos llegan como favoritos ya que marchan como terceros de la tabla general y con buen paso en el torneo regular.

Arranca el encuentro con un Veracruz ofensivo con llegadas, en la puerta del conjunto felino pero Veracruz sigue con su mismo problema de no terminar sus jugadas, y a eso mismo le agregamos el gol que aún no pueden anotar en todo el torneo regular.

Tigres empieza a controlar el partido con su parado ya habitual 4-3-3 y comandando la delantera con Andre Pierre Gignac quien a lo largo del primer tiempo tuvo su oportunidad pero como ya es costumbre Sebastián jurado salvando a los escualos.

El partido se empieza a trabar en la mitad de la cancha, Veracruz muy ordenado con su línea de 5 atrás y con una media de tres jugadores y adelante ya la dupla jarocha entre polaco Menéndez y kazim.

Termina la primera mitad sin tantas emociones por parte de ambos equipos ya es hasta la segunda mitad donde el equipo jarocho otra vez arranca con aproximaciones pero nada claro el equipo de Robert dante siboldi hace modificaciones pero no puede contra un tigres que planta muy bien atrás comandando la saga felina con el titán salcedo.

Es hasta el minuto 87 donde aparece el gol felino por parte de francisco Venegas que se encuentra un rechace de Sebastián jurado y llega con un potente disparo para vencer al arquero

Veracruz no mete ni las manos a pesar de intentar reaccionar, pero una descolgada felina acaba con la ilusión jarocha  y francisco Venegas llega otra vez con un tiro cruzado y vence a el arquero jarocho.

Veracruz se hunde en la tabla del cociente y ya solo espera un milagro para salvarse del descenso.

Redacción Esférico: Yair Gamboa/Foto: Antonio Porras

Attachment

Deja tu comentario